Palanda/Zamora Chinchipe.- La misión de la Intendencia General de Policía y las comisarías de Policía en Zamora Chinchipe es administrar justicia en bien de la ciudadanía, prestando servicios legales eficientes y permanentes, además les compete planificar, coordinar y ejecutar operativos de control en centros de diversión, entre otras actividades.


En base a estas atribuciones, en días anteriores los operativos de control se extendieron al cantón Palanda, aquí el comisario Sixto Toledo, en compañía de la Policía Nacional, clausuró el Bar Karaoke Tornado por incumplir el horario de funcionamiento.

Cantones y parroquias
“Nosotros continuamos en este trabajo, los comisarios de Policía efectúan su labor en cada cantón y también visitan las parroquias con la finalidad que los propietarios de los lugares de diversión cumplan lo que establece la Ley”, puntualizó Ramiro Cuenca, intendente de Policía.
La autoridad añadió que se debe precautelar el buen vivir de la población, especialmente de menores de edad, es por ello que se realiza una estricta supervisión para que no se permita el ingreso de los mismos a estos centros, ya que podrían ser presa del alcohol o las drogas.

Acatar la Ley
Las inspecciones se afianzan, especialmente los fines de semana, autoridades piden a los prestadores de estos servicios en centros de diversión para que no infrinjan la ley y se eviten inconvenientes como multas y clausuras de sus locales.

Bar incumplía horarios de funcionamiento.