24 / 03 / 2017

Archivo Loja, Ecuador

Democracia y elecciones

Valora este artículo
(0 votos)

En abril se realizará la segunda vuelta electoral, en el Ecuador, para elegir presidente y vicepresidente.

Dos tendencias se enfrentan: desde una orilla Alianza PAIS con sus diez años de logros y conflictos, desde la otra orilla Creo con sus propuestas de “cambio” donde brilla una oferta imposible de un millón de empleos, otras ofertas muy posibles de privatizar la educación y la salud.
Por el hecho de vivir en democracia, es el pueblo ecuatoriano que tiene que decidir cuál propuesta sociopolítica escoge para los próximos cuatro años.
En este caso la herramienta política para ejercer la democracia es el voto, sin embargo, existen muchos cuestionamientos en relación al ejercicio del voto ciudadano, desde los denominados “fraudes” hasta el poder real del voto.
Nos apoyamos en José Saramago (“El nombre y la cosa”), para profundizar en el tema:
“Me pregunto hasta qué punto podrán darnos garantías de una acción realmente democrática las diversas instancias del poder político, cuando aprovechándose de la legitimidad institucional que les otorgamos con la elección popular, intentan por todos los medios desviar nuestra atención de la evidencia palmaria de que en el mismísimo proceso de la votación ya se encuentran presentes y en conflicto, por lado, las precisiones de una acción política representada materialmente por el voto, y por el otro lado, la demostración involuntaria de una abdicación cívica, en la mayor parte de los casos, sin conciencia de sí misma.
Es decir, dicho con otras palabras, ¿no es verdad que en el exacto instante en que el voto es introducido en la urna, el elector transfiere a otras manos, sin más contrapartidas que las promesas que le habían sido hechas durante la campaña electoral, la parcela de poder político que hasta ese momento le había pertenecido a él, ciudadano, como miembro de una comunidad?; es decir, ¿no es cierto que desde el momento en que el voto es introducido en la urna, la voluntad política que se ha expresado ahí ya no pertenece al elector, y que político, diputado o partido político tienen ese voto y lo usarán según sus intereses, que en muchísimos casos no serán los de la persona que introdujo el voto en la urna?”
Reflexionemos seriamente sobre a qué tendencia vamos a entregar nuestra confianza y nuestro voto.  (O).

Luis Pineda Sanmartín

Correo electrónico: luis_pineda47@yahoo.es

Inicia sesión para enviar comentarios

Últimos Tweets

 

 

La lucha colectiva es la lucha de la Organización Humana
Entendemos que todos los ecuatorianos, a propósito de la lid electoral para elegir al Presidente de la nación nos exhortan…
Planteamientos diferentes hacia la misma meta
Prácticamente hemos arribado a la segunda vuelta electoral para definir por votación mayoritaria de la ciudadanía el destino del país…
Peculado Democrático
El Artículo uno de la Constitución de Montecristi dice que: […] “el Ecuador es un Estado constitucional de derechos y…
Escrito por 0
La realidad es diversa, pero la existencia única
Todas las buenas maneras tienen que comenzar siendo poesía.
El quiebre ideológico
Históricamente los sectores de izquierda son los que más han rechazado el modelo neoliberal impulsado por Margaret Thatcher en Europa.

Noticias por día

« Marzo 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Edición digital

Edición digital
Blog de Efrén Sarango P.
  • ████████████