Loja: relatos de su fundación

Benjamín Pinza Suárez

Es importante recrear el pasado y pensar y repensar el presente como la mejor forma de proyectarnos al futuro.

Cuando se trata de hacer un recorrido histórico a través de los testimonios que han marcado la trayectoria de nuestros pueblos, no siempre hay coincidencias exactas entre los historiadores e investigadores que tratan de reconstruir los hechos; lo sí hay aproximaciones que nos ayudan a tener una idea más o menos clara de lo ocurrido.

Con esta advertencia- y tal como lo había comentado en un artículo anterior- nos adentramos al tema que nos ocupa: la fundación de Loja. El Dr. Alfonso Anda Aguirre relata que en el plano de la ciudad de Loja se afirma que Mercadillo fundó Loja el 9 de abril de 1548. Pero ese dato es impugnado por cuanto el 9 de abril de 1548 se daba la famosa batalla de Jaquijahuana en que fue derrotado Gonzalo Pizarro, siendo Mercadillo uno de los capitanes que tomaron parte activa de esa batalla. Por su parte Francisco Riofrío en su obra La Advocación de Ntra. Sra. del Cisne afirma que Loja fue trasladada el 8 de diciembre de 1548 y es cuando se cambia el nombre de la Zarza por la ciudad de la Inmaculada Concepción de Loja y señala, además, los nombres de los capitanes que con Alonso de Mercadillo fundaron esta ciudad. Ellos son: Pedro Pacheco, Pedro León, Pedro de la Cadena, Pedro Cianca, Andrés Tinoco de Mercado, Jerónimo Castañeda y Nicolás Guevara.

Federico González Suárez también sostiene que: “La fundación definitiva de Loja puede fijarse por los años 1548”, con cuya fecha coincide, a la vez, el historiador Anda Aguirre al confirmar que Loja fue fundada con el nombre de La Zarza el año de 1547 y trasladada con el nombre actual a mediados de 1548.

Pío Jaramillo Alvarado en su Libro Historia de Loja y su Provincia cita a Hernando Benavente y a Juan de Salinas, que en un documento escrito por este último, describe los inicios de Loja, así: “Poblóse la dicha ciudad de Loxa al principio del año cuarenta y siete…y en el valle es dicho Gangochamba, y por ser tierra algo caliente y no tan fértil como el valle donde agora está… Poblólo el capitán Alonso de Mercadillo con un número de hasta cien soldados… La traza de la ciudad es muy buena, porque va en cuadra formando la plaza, de la cual salen las calles muy derechas y anchurosas, de más de treinta pies; las más largas corren de Norte a Sur…la ciudad es pequeña, pero tiene partes y fertilidad de asiento y tierra para ir de gran aumento…Hay en dicha ciudad edificados dos monasterios el de Santo Domingo y San Francisco, los cuales se comenzaron a construir desde que se trazó dicha ciudad…” (O).