¿Qué modalidad de estudio prefieren los padres frente a la pandemia?

¿Qué modalidad de estudio prefieren los padres frente a la pandemia?

Las familias en Ecuador pueden escoger la modalidad de estudio para sus hijos las cuales son las clases presenciales, educación abierta y educación en casa.
Ante la emergencia sanitaria que atraviesa el país, el Ministerio de Educación propone tres alternativas para las clases: educación presencial, si el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) lo autoriza; educación abierta (virtual o en línea) y educación en casa (homeschooling). Estas modalidades de estudio se las denomina Aprendamos juntos en Casa.

El próximo ciclo lectivo 2020-2021 para el régimen Sierra-Amazonía que empezará el 1 de septiembre será en la modalidad virtual, debido al riesgo de contagios que puedan existir, sin embargo, cuando el COE Nacional lo apruebe la modalidad presencial; los estudiantes podrán retomar sus actividades en las instituciones educativas.

Adicionalmente, las instituciones que deseen pueden seguir con las clases en línea y homeschooling permanentemente, por las cuales se pagaría un 65% de las pensiones efectiva cobrada hasta el período anterior, el homeschooling, 30%, sin embargo, las instituciones que mantengan pensiones reducidas o económicas pueden presentar una apelación al Distrito Educativo para que estas medidas no apliquen a la misma, según manifiesta la Ministra de Educación Monserrat Creamer, en las cuentas oficiales del Ministerio de Educación.

Frente a estas nuevas normativas los padres de familia podrán escoger la modalidad de estudio, Aprendamos Juntos en Casa, de acuerdo a sus necesidades. Estas ofertas garantizarán el derecho a la educación a todos los ciudadanos puesto que muchos dejan sus estudios por falta de recursos, mencionó Wladimir Vásconez, técnico del Ministerio de Educación en el conversatorio realizado a través de Facebook Live el miércoles 12 de agosto.

Vásconez expuso las modalidades que tendrán acceso los estudiantes. Primeramente, explicó, la modalidad presencial que consta de tres fases donde el estudiante podrá ir retomando sus actividades de manera normal en las instituciones.

La segunda parte habló de la educación abierta, enfocada en la Educación Básica Superior y Bachillerato. La metodología de enseñanza-aprendizaje será en línea sin exigir la asistencia de los estudiantes a la institución; utilizarán medios y herramientas tecnológicas.

En la tercera modalidad los padres, las madres de familia o representantes asumen la responsabilidad de educar directamente, o mediante docentes-tutores, a sus hijos e hijas o representados, con el apoyo y seguimiento de una institución educativa que regularice y garantice el proceso.

Lucía Flores, docente de Educación General Básica, comenta las dificultades que los estudiantes tuvieron para adaptarse a la modalidad y falta de recursos tecnológicos, principalmente el internet, el cual ocasionó el abandono de clases por algunos estudiantes. Prefiere la modalidad en línea por la seguridad de toda la comunidad educativa.

Alexandra Carrera, madre de familia quien tiene dos hijos estudiando en el tercer año de la escuela Miguel Ángel Suárez, cuenta lo difícil que es ayudarlos en la educación virtual. Ella al ser docente también ha estado en teletrabajo trayéndole muchas dificultades en la educación de sus hijos por la falta de tiempo.

“Si ya no existe una etapa de riesgo, yo sí preferiría clases presenciales porque los niños deben integrarse socialmente, vincularse con niños de la misma edad y eso les permite desarrollar sus capacidades de comunicación o de juego”, añadió.

Los nuevos lineamientos que plantea el Ministerio de Educación parecen ser una buena alternativa para las familias. Guilma Ortiz, madre de familia, está de acuerdo con la educación en casa, sin embargo, prefiere la modalidad presencial porque desea que su hijo esté en contacto con un docente y puede captar mejor los aprendizajes algo que limita mucho la modalidad virtual (F)(JAG).