“No hay tiempo que perder”

Los niños, niñas y adolescentes, luego, de 20 meses que, presionados por las circunstancias del mortal coronavirus debieron interrumpir la presencialidad del sistema educativo trastocarse sus vidas y emociones; hoy, con la aparente calma lograda por la vacuna y los cuidados de cada persona, es un imperativo el retorno presencial a las aulas, sin duda con los cuidados y recomendaciones de bioseguridad, de los docentes y de la familia.

Continúa leyendo «“No hay tiempo que perder”»