27 / 05 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Los sombreros se exhiben en el centro Matilde Hidalgo. Los sombreros se exhiben en el centro Matilde Hidalgo.

Sombreros de Toquilla se confeccionan en Loja

Publicado en Intercultural Escrito por  Enero 31 2017 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Valora este artículo
(1 Voto)

Los finos sombreros de Toquilla ya se confeccionan en Loja desde hace un año aproximadamente. Es una tradición que llegó del Azuay y fue acogida con aceptación en la ciudad.


Los sombreros de toquilla, actualmente, son una tradición de toda clase social tanto por el terminado y por lo que representa para el país culturalmente. Es un emprendimiento que nació de familias de manos hábiles que quisieron darle valor agregado a la materia prima existente en la parte del Azuay. Los costos en el mercado oscilan entre $15, $20 y hasta $30.
Emprendimiento sombreros
La confección de los sombreros lo realiza una familia entera compuesta por: Karina Montalvo quien es gerente de Toquilla Crafts “Mi arte en tus Manos”, sus tías, abuela y mamá. La idea nació en Loja debido a que radican en la ciudad desde hace 4 años aproximadamente. “Nosotros estamos con la familia retomando una actividad y un conocimiento que data de hace 80 años”,  dijo Montalvo.
Esta familia fabrican sobreros de toquilla con 8 hebras manualmente y a croshet. La materia prima (paja) es traída desde Montecristi hasta el Sigsig. Allí las comuneras preparan la paja, lo llevan al horno, tinturan y finalmente llega hasta Loja. “Esta etapa del procesamiento de la paja es amplia y se necesita de bastante equipamiento por eso lo realizan en otros lados”, reveló.
Confección Loja
La elaboración es ardua, para tejer un sombrero de 8 hebras se necesita un día y medio y hasta 2 aproximadamente al igual que el de croshet. “Son confeccionados con paja toquilla de grado 3 por la falta de personal ya que los únicos que trenzamos es mi corta familia dentro de la ciudad”, expresó. La idea a futuro es contactar a gente que deseen emprender en un negocio, se darán las facilidades es decir el aprendizaje para que generen sus propias ideas.
No cuentan con la prensadora en Loja, el proceso en el caso de las cachuchas se realizan en Quito y en cambio en Cuenca los sombreros tradicionales. Acá se ejecutan los acabados, se ponen los tafiletes y cinto de forma manual. Es un proceso difícil, los costos van desde $15, $20 y $30, por sus características.
Origen sombreros
Según Montalvo los principales fabricantes tenían orígenes de Biblián como el caso de su abuela que empezó trabajando allá y que ese conocimiento ancestral ahora es recogido por las nuevas generaciones. Este emprendimiento hoy en día es valorado, tiene el aval (asesoramiento) de algunas instituciones que se suman apoyar a los artífices de hábiles manos en el país.
Actualmente los sombreros se exhiben en el Centro Matilde Hidalgo de la Viceprefectura y en la Puerta de la Ciudad. Finalmente Montalvo destacó que participan en ferias y casas abiertas. Su contacto vía WhatsApp es el 0993834594. (F). (OGC).

Inicia sesión para enviar comentarios
Voluntad, acción y talento
Ahora mas que nunca, la voluntad y la acción deben imponerse a la desidia, al conformismo y a las meras…
Más cumplimiento y menos aprendizaje
Los ecuatorianos desde el inicio de la cuarentena vienen alternando el teletrabajo con las clases virtuales, en estos dos meses,…
Escrito por
Tiempo de paradojas
Una paradoja se expresa con aparentes contradicciones. La historia de la humanidad está llena de estas paradojas.
Como barco sin timón
Así, como barco sin timón marcha el país, en las actuales y complicadísimas circunstancias que enfrentamos. Con una carencia total…
La matización del lenguaje en tiempos de pandemia
Permítanme empezar con una cita del periodista Iván Sandoval Carrión, de Diario el Universo, el cual manifiesta que: “Cuando miro…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Mayo 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Edición digital