18 / 11 / 2017

Archivo Loja, Ecuador

Augusto Costa Zabaleta

Augusto Costa Zabaleta

Cuando un país es víctima de los fenómenos de la corrupción, mentira, ofensa, persecución, se debilita la voluntad, flaquea la conciencia, sobre el caerán aglutinados todos los males, porque se han degenerado todos los sentimientos de nobleza y vergüenza y, se da rienda suelta al cometimiento de los excesos más repugnantes de repudio social, cuyas secuelas repercuten con gravidez, en las personas de menor protección humana, niños, ancianos y generalmente en los estamentos sociales más pobres y desposeídos, semejándose en un “Ritus Macabro”, ejercido por personas perversas y miserables, encubiertos en el caos original.


El día de hoy, inusitada y pletóricamente, los jubilados y pensionistas de Montepío de la provincia de Loja, con la convicción de fe en el presente y esperanza en el futuro, estamos plasmando nuestras vivencias y añoranzas, cifradas en el convivir social, clasista y de elocuente solidaridad humana.


Los actos impetuosos conmocionan y advierten el advenimiento de la vorágine, así como en la apacible diafanidad de la comprensión de ideas y la compatibilidad de sentimientos, se origina la paz; siempre cual vigía sin relevo, con altivez y vigoroso, está presente el periodismo y la comunicación, originado por seres de mentalidad preclara y conciliadora, de espíritu excelso y altruista, con una misión ufana y viril de orientar la opinión pública.


En la declaración de los Derechos del Hombre y el ciudadano en la Revolución Francesa en 1789, como parte fundamental se estipula el derecho humano a la igualdad, la libertad, el bienestar integral, física y psicológicamente entre otros, estos derechos se abalizan con la declaración universal de los Derechos Humanos, garantizados por todas las constituciones y legislaciones mundiales, de convenios internacionales y tribunales jurídicos, para garantizar la irrestricta observancia y un veraz cumplimiento de estas normas que vigilan y protegen al ser humano, como ente primordial de la creación.


“La libertad es el único objeto digno de sacrificio de la vida y de los hombres”.


 

Varios criterios veraces, en forma insistente y permanente, variadas fuentes de opinión, comentan y alertan, respecto a que el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, institución descentralizada, autónoma, jurídica, económica y administrativa, con un legado patrimonial forjado en estricta razón de los aportes económicos de sus afiliados, institución que debe cumplir con verdaderos y estrictos objetivos filosóficos, humanísticos, jurídicos y de equidad, que redunda en derechos de una atención óptima, en el principio humanístico de la solidaridad y, un cuidado razonable en los ámbitos psicológico, físico y económico de sus afiliados y jubilados; decía que se alerta en razón de que el IESS atraviesa gravitantemente por serios problemas que alarman, de una progresiva inequidad y comprobada ineptitud, que se orientan hacia un inminente fiasco, fundamental y específicamente en el parámetro económico, de un déficit económico, que amenaza con un colapso de grandes proporciones.


José Ortega y Gasset, carismático y polifacético figura, con un indomable esfuerzo por demandar el rigor propio de la filosofía de nuestro presente; “circunstancias y decisión son los elementos radicales de que se compone la vida”; por esta razón la filosofía exige conciencia de sí y de cuanto rodea al sujeto presente; como puede contribuir un intelectual, tangible y directamente, al progreso real de la sociedad; la gente, tomada como una masa descarnada, es poco exigente consigo mismo, todos debemos por una ideología de que nos oriente como individuos, lo expresa Ortega en sus dos monumentales obras: “La rebelión de las masas” y “meditación del quijote”.


La diáfana luz en el horizonte, arcano embriagado de la inmensidad, recóndito enigma inmarcesible, cenit culminante del infinito inmensurable universo, que con ósculos sutiles besa el planeta, para iridiscente y silente brindar un nuevo día, en cuyas entrañas deambulan en vigilia nuestros ideales, anhelos y dimensiones emocionales.


Con motivo de la celebración del “Día del Jubilado”, cuyas efemérides se conmemora el 18 de Julio de cada año, La Asociación de Jubilados y Pensionistas de Montepío “Justicia Social de Loja”, apoteósicamente, con júbilo inusitado, mediante una “Sesión Solemne”; exalto “Las Bodas de Plata” de la institución, 25 años de fructífera, labor (1992-2017) en un marco de plenitud administrativa, de una emblemática práctica cultural y, de disfrute de sola vida social.


Efemérides del jubilado

Publicado en Columnista Julio 18 2017 0

Augusto Costa Zabaleta


Página 1 de 2
Escrito por
Rescatemos los valores
Los valores, tema de trascendental importancia; urge hablar de ellos en este tiempo, al parecer un gran porcentaje de niñez,…
Escrito por
Bautismo de sangre de la clase obrera ecuatoriana
Santayana, acusa: “Quienes no pueden recordar el pasado, están condenados a repetirlo”. En efecto la historia nos ha demostrado que…
Escrito por
Salvemos a la Universidad Nacional de Loja
El martes pasado, en el Salón de la Democracia Matilde Hidalgo- CNE-Loja, tuvo lugar el Foro para promover el “Posicionamiento…
Ecos de nuestra Independencia
Pío Jaramillo en su libro “Historia de Loja y su provincia” refiere los hechos del movimiento independentista de Loja que…
Leer es leerse a sí mismo
Cuando el autor termina de escribir un texto y este sale a luz pública, él guarda un profundo silencio para…

Noticias por día

« Noviembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Edición digital