22 / 05 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Las hermanas del Monasterio Santa Clara dedican su vida a la oración

Publicado en Reportaje Escrito por  Enero 05 2019 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Valora este artículo
(1 Voto)

 

Realizan actividades como la preparación de humitas y tamales para mantenerse. Venden los miércoles y los domingos en las misas de la tarde en San Francisco.

Dedican su vida entera a la oración pidiendo por lo demás y por los problemas que se suscitan en la Iglesia y en la humanidad. Las religiosas del Monasterio Santa Clara de Loja, también dedican tiempo para actividades que les permitan juntar recursos para sostener su vida comunitaria.

La hermana Hilda comentó que son 23 religiosas quienes trabajan en la elaboración de tamales y humitas para vender en la entrada del convento de San Francisco los miércoles y los fines de semana.

Con la venta de esta comida típica lojana, solventan los gastos de vestimenta, alimentación, medicinas. Madrugan para, con sus propias manos, preparar las delicias tradicionales y luego un grupo sale a vender.

Hasta ahora han logran vender lo poco que sacan a San Francisco. “La gente de Loja es muy colaboradora, nos han ayudado”.

Pero no todos conocen las actividades que realizan. Quienes saben de la preparación de las humitas y tamales les hacen pedidos esporádicos para sus actos especiales o reuniones familiares. Tampoco preparan todos los días porque, según señaló la hermana Hilda, hay otras personas que también realizan la misma actividad para obtener recursos y mantener sus hogares.

Anhelan que esta realidad cambie y que la comunidad lojana conozca que las hermanas del Monasterio Santa Clara, preparan las delicias derivadas del maíz y puedan hacer sus pedidos para los compromisos sociales.

Quienes deseen hacer sus peticiones de tamales o humitas, pueden llamar al teléfono 2545029 o acercarse al Monasterio ubicado en la avenida Ángel Felicísimo Rojas (exvía de Integración Barrial) para hacer el pedido personalmente.

Esta es la principal actividad que realizan. Hay otras como la confección de las prendas que usa el sacerdote para celebrar la santa misa y también preparan las hostias. Este trabajo igual es esporádico debido a que hay otros centros que hacen la misma actividad. Aquí, solo los sacerdotes que ya las conocen les hacen los pedidos.

“Nos dedicamos a la oración, llevamos una vida contemplativa dedicada exclusivamente a estar a los pies del Señor, pidiendo por los demás porque esa es nuestra misión específica: la oración, la intercesión por todos los problemas que se suscitan en la iglesia y en la humanidad”.(I).

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
I Congreso Internacional de Investigación Lingüística
Fue muy placentero intervenir en el “I Congreso Internacional de Investigación Lingüística”, organizado por la Escuela de Lingüística de la…
Las palmas de don Daniel
Empiezo este comentario rememorando lo que era el barrio “Las Palmas”, este lugar emblemático para la ciudad de Loja, por…
Escrito por
Dúo “Yunda-Yaku”
Por su puesto que no se trata de ningún dúo japonés. Ni de un dueto de cantantes. No. Más bien…
Escrito por
Cántaro de amor y de ternura
El paréntesis necesario, ansiado y valorado que no admite perturbación alguna, es el que lo hacemos para referimos a la…
Escrito por
La receta del arroz verde
El escándalo del arroz verde es la poderosa receta del corrupto sistema que consiste en captar dinero para financiar los…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Mayo 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Edición digital