Imprimir esta página
Loja, mina de oro Loja, mina de oro

Loja, mina de oro en prospección Destacado

Publicado en Reportaje Escrito por  Junio 24 2019 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Valora este artículo
(3 votos)

La minería a gran escala es un término que de a poco se ha introducido en el lenguaje ecuatoriano. Así también el activismo por los derechos de la naturaleza toma cuerpo, a pesar de haber un desmoronamiento de la conciencia social para los asuntos de interés colectivo; sin embargo, las estructuras de poder siguen manteniendo su rentabilidad y hegemonía en la medida que cambian los distractores y mensajes discursivos.

En nuestra provincia, según el catastro de la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom), del Ministerio de Minería, se registran concesiones en Macará, Celica, Paltas, Calvas, Sozoranga, Olmedo, Catamayo, Saraguro y Loja, las mismas que tendrían reservas de oro, plata y cobre.

Tratadistas en minería a gran escala, sostienen que las empresas multinacionales, para llegar a explotar los minerales, exigen 4 condiciones básicas a los gobiernos:  estabilidad política y social, variedad de recursos naturales, mano de obra barata y, mercado ampliado. De esa manera llegan a los territorios y asumen el mando de las concesiones otorgadas por los estados y aprovechan la riqueza del subsuelo.

Para el ingeniero forestal Joffre Aguirre, los páramos como en el caso de Fierro Urco, son proveedores de las fuentes hídricas; de ahí nacen 4 principales ríos. El río Llaco-La Papaya, en Saraguro, que desemboca en la cuenca de Jubones y alimenta a más de 5 canales de riego. También nace el río Guayabal, en Loja, que alimenta la cuenca del Catamayo-Chira y, en la provincia de El Oro, nace el río San Luis. “Por más tecnología que se utilice, los impactos ambientales por la extracción minera, van a ser muy dramáticos y degradantes para la biodiversidad”, dijo.

En el cantón Loja ya están realizando trabajos de prospección en las 20.932 hectáreas concesionadas, entre las parroquias de El Cisne, Gualel y Chuquiribamba, las mismas que están en manos de 4 empresas: Green Rock Resources con 14.672 hectáreas, en 3 concesiones desde 2017; La Plata Minerales con 1 concesión de 4.950 ha, en 2017; Caña Brava Mining con 1 de 1.150 ha, desde 2003; y, Ajila Ángel Ajenor con 1 de 160 ha, desde 2003.

El ingeniero geólogo Carlos Salinas dijo que la característica de la minería a gran escala es el aprovechamiento de todos y cada uno de los minerales encontrados en la zona concesionada; cuyo mineral no es refinado en el lugar de origen, sino llevado en concentrados; pero, además el precio del mineral es fijado por el gran capital a través de la Bolsa de valores. Recuerda que, de la experiencia petrolera, el ciudadano común y corriente jamás conoció los términos de las concesiones o los contratos, por tanto, los recursos económicos recibidos por esa materia prima no han logrado sacar de la pobreza al país.

Las concesiones para minería a gran escala en el Nudo de Huagrahuma y la reserva de páramo Fierro Urco, viene desde 2002 y, sin embargo, algunos colectivos y activistas se han convocado para protestar por la contaminación del suelo y el agua, en estos últimos 5 años. Hoy se denominan Pueblos de Fierro Urco y, estas últimas semanas realizaron una Asamblea en la laguna de Sirigüiña, en la parte alta del cerro, y decidieron “declarar recurso hídrico comunitario a todas las aguas que se originan en el sector, así como la realización de la primera marcha (el 21 de junio) por la defensa del páramo, y también declarar zona de derecho ancestral.

Una de las organizaciones independientes y sin fines de lucro que se ha sumado a la defensa del medio ambiente en Fierro Urco, es Cáritas-Loja, liderada por el sacerdote Enrry Armijos, quien dio a conocer que se está trabajado para sensibilizar a las comunidades aledañas a la zona de influencia, como también a quienes serían afectados por la actividad minera en otras partes de la provincia. Con ese propósito se viene realizando, por 4 años consecutivos, las caminatas hacia la laguna de Sirigüiña, punto de encuentro de turistas, espiritistas y demás, “para realizar conversatorios que permitan ir definiendo qué significa el desarrollo; quiénes serían los beneficiarios de la minería a gran escala, quiénes van a salir de la pobreza; reflexionamos también, sobre lo que está pasando en lugares como Zaruma, Portovelo, Nambija, lugares que por siglos han sido mineros y sin embargo, siguen siendo muy pobres”, dijo el sacerdote Armijos. En las diferentes caminatas hacia Fierro Urco se han ido sumando personas y colectivos en defensa del agua, la vida y sus tierras; así como la comuna de Chinchanga de la parroquia Colaisaca del catón Calvas, quienes también han demostrado su preocupación por la existencia de metales preciosos en el subsuelo de sus tierras.

El geólogo Salinas, sostiene que otra de las condiciones que favorece la extracción minera a gran escala es la implementación de un sistema vial, la producción de energía eléctrica y agua a bajo costo; con inversión pública, pero que está al servicio de las corporaciones mineras, lo que hace ver que los gobiernos de Ecuador, cumplieron rigurosamente con el Consejo Suramericano de Infraestructura y Planeamiento (Cosiplan); una instancia de discusión política y estratégica, integrado por ministros designados de los países miembros de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) y, que son parte de la  Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA), con objetivos de planificación en materia de infraestructura regional de transporte,  energía y telecomunicaciones.

Rubén Bustamante, asambleísta de Movimiento PAIS, por la provincia de Loja, dijo que ya se estaría trabajando en un proyecto para reformar la Ley de Minería o a su vez, una nueva ley, pero resaltó que esta provincia tiene un potencial enorme de minería desde Espíndola, Calvas, Sozoranga, Macará, Celica y Loja. “La gente de Gualel me había pedido hace algún tiempo, una reunión con el ministro de Energía, y la estamos tramitando para reunirnos y ver los problemas que ellos tienen”, dijo.

El asambleísta Bustamante, dijo que sí está de acuerdo con la minería en Fierro Urco, por lo que “a mí criterio es que debemos ya, entrar en una fase de exploración; ahí está la riqueza del país, hay que hacerla con responsabilidad. Hay que dar espacio a las empresas transnacionales, con acuerdos y contratos claros; tenemos que ir a la minería a gran escala, porque el petróleo en pocos años se extingue y el Ecuador, aún no es un país industrializado”, expresó.

En la Coordinación Zonal 7 del Ministerio del Ambiente, se da a conocer que la minería metálica está en manos de planta central y, por lo tanto, el rol que cumplirá la delegación zonal es coordinar acciones interinstitucionales para frenar el avance de la frontera agrícola en Fierro Urco a cambio de hacerlos más productivos a través de capacitación.

Para el asambleísta de Pachakutik, por la provincia de Zamora Chinchipe, Elio Peña, “el gobierno de Lenín Moreno anunció la nueva política minera, pero no dice en qué consiste; por eso creo que como se están dando las cosas en la gran minería, es un pésimo negocio para el Estado ecuatoriano”, dijo.

Comentó también, que desde el principio se entregaron desde el escritorio las concesiones, bajo los intereses de las multinacionales y, con ministros y funcionarios públicos, viciados de corrupción.

Peña, también cuestionó la entrega de las concesiones sin tener en cuenta todos los minerales y cantidades estimadas de los mismos. En la mina de oro Fruta del norte, así como en la de cobre en Tundaime, se entregó la concesión por un mineral y qué institución audita el volumen de los otros minerales”, se preguntó. “Por eso pedimos al señor Moreno, que su política minera sea transparente; con cuentas claras para el Estado”, dijo.

Así mismo dio a conocer que no es un anti-minero, “pero hoy más que nunca; que estamos necesitando plata, es cuando más tienen que transparentarse los recursos” y, comentó que “no hay ninguna diferencia entre la política minera del gobierno de Correa y Moreno, ya que continúa el entreguismo al gran capital”.

¿Qué tanto conocen los ciudadanos del Ecuador y sobre todo los lojanos, sobre los términos y condiciones, en que negocia el gobierno con las empresas mineras transnacionales?

El dinero de las regalías por la venta del Petróleo, ¿sirvió para sacar de la pobreza al Ecuador?.

 

 

 

 

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios