22 / 05 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Con Atlético Mineiro, Juan Ramón Cazares ha jugado, entre otros torneos, Copa Libertadores y Copa de Brasil. Sus pases y goles son comentados en todo el mundo. Con Atlético Mineiro, Juan Ramón Cazares ha jugado, entre otros torneos, Copa Libertadores y Copa de Brasil. Sus pases y goles son comentados en todo el mundo.

'Juanito' nació para triunfar en el fútbol

Escrito por  Diciembre 12 2016 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Valora este artículo
(0 votos)

Pese a tener parientes que eran profesores, médicos, abogados o enfermeras e incluso un tío que es concejal de Quinindé (Jaime Sevillano), Juan Ramón Cazares Sevillano dejó los estudios para cultivarse en el rey de los deportes y a los 12 años ya decidió que sería futbolista.


No le va mal. El golazo de más de 50 metros que marcó el pasado miércoles para Atlético Mineiro, en la final de la Copa de Brasil ante Gremio de Porto Alegre, es solo una muestra de su viveza dentro del juego; los defensas saben que no pueden ni pestañear cuando él toma la pelota.
Sacrificio
Gracias a esa calidad suele jactarse de haber jugado en clubes de las 2 potencias sudamericanas: River Plate y Banfield de Argentina y, como ya se mencionó, el Atlético Mineiro. Sus inicios se remontan a 2006, cuando ingresó al elenco sub-14 de Barcelona. Previamente había dejado los libros porque, como cuenta en una entrevista para la revista argentina El Gráfico, lo único que le alegraba de la escuela era sacar el balón que llevaba en la mochila al momento de los recreos.
Antes de mudarse a Guayaquil, Cazares gambeteó a la droga y a otros vicios que le salieron al frente mientras residía en el barrio El Bajo de su natal Quinindé. Su madre, Fanny Sevillano, y su hermano mayor Kollar, siempre lo apoyaron. Los momentos más duros los pasó en la entidad ‘canaria’, donde estuvo 2 años y medio (2006-2009). Ahí estrenó las angustias de no cobrar y no tener un techo para dormir, hasta que el Norte América le abrió las puertas, para 3 meses después transferirlo al Independiente del Valle (IDV).
Personalidad
Juan Ramón registró su nombre en el ‘rayado’ de Sangolquí en julio de 2009; mejorando ostensiblemente su potencial al contar con todo lo necesario para desarrollarse. Álvaro Carcelén, actual técnico de la sub-12 en el IDV, quien fue compañero de Cazares en aquella época, narra que se trataba de un joven tranquilo, de poco hablar mientras no tomaba confianza.
Su idioma favorito era el fútbol, con sus fintas colaboró para el ascenso del plantel a la serie A. “El debut de Juan en primera (B) se dio con la camiseta de Independiente. Muy hábil siempre; tratábamos de dejarlo desmarcado para que haga los pases gol”, cita. Algo que nunca olvidará era su atención al escuchar los consejos que le daban y su particular vanidad por los cortes de cabello; en cierta ocasión, cuando saltaban a la cancha, Carcelén le dio una palmadita en la cabeza, “salí con la mano embarrada de gel, en ese entonces Cazares lucía un peinado hongo”, recuerda Álvaro. (D). (El Telégrafo).

Inicia sesión para enviar comentarios
I Congreso Internacional de Investigación Lingüística
Fue muy placentero intervenir en el “I Congreso Internacional de Investigación Lingüística”, organizado por la Escuela de Lingüística de la…
Las palmas de don Daniel
Empiezo este comentario rememorando lo que era el barrio “Las Palmas”, este lugar emblemático para la ciudad de Loja, por…
Escrito por
Dúo “Yunda-Yaku”
Por su puesto que no se trata de ningún dúo japonés. Ni de un dueto de cantantes. No. Más bien…
Escrito por
Cántaro de amor y de ternura
El paréntesis necesario, ansiado y valorado que no admite perturbación alguna, es el que lo hacemos para referimos a la…
Escrito por
La receta del arroz verde
El escándalo del arroz verde es la poderosa receta del corrupto sistema que consiste en captar dinero para financiar los…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Mayo 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Edición digital