13 / 11 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Un cartón rayado con marcador es el medio de trabajo de varios venezolanos

Publicado en Loja Escrito por  Febrero 04 2019 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Valora este artículo
(1 Voto)

Unos trabajan en la empresa privada, otros en emprendimientos propios y un pequeño grupo mendiga en las calles. Según un censo, 160 familias radican en esta provincia.

La situación de los ciudadanos que llegaron desde Venezuela a la provincia de Loja en los últimos meses es crítica. Algunos arribaron sin dinero, solo con el pasaje del bus y otros únicamente con recursos para la comida, arrendar un cuarto y sobrevivir en familia, según relatan en sus testimonios. El cambio del bolívar a dólar como moneda principal también es algo nuevo por lo que tienen que pasar estas familias. Un cartón rayado es lo que utilizan para pedir dinero en las calles y poder subsistir.

Vivencias e historias

Julio César García, oriundo de Venezuela, llegó a Loja a mediados de enero y hasta la fecha se mantiene en esta ciudad solicitando dinero en los semáforos a cambio de la entrega de caramelos y chicles. “Ser migrante no es fácil, junto a mi familia hemos tenido que recorrer algunas ciudades. Primero arribamos en el 2018 a Quito, luego viajamos a Guayaquil, Cuenca y ahora estamos en Loja recaudando dinero para pasar al Perú”.

El trato en Ecuador no ha sido el esperado, pero tampoco les ha ido mal. En cada lugar por donde pasaron recolectaron para la comida de cuatro personas que integran la familia, el pasaje y algo para arrendar un cuarto o un espacio en el pasillo de algún hotel que les resulta más barato. “Nosotros somos buenos, no exigimos más que la colaboración de una moneda, ropa o comida para cubrir los días que reposamos en cada ciudad. No buscamos un trabajo porque estamos de paso hacia el vecino país.

Solidad de la gente

Situaciones como estas se suman a las de otras familias que llegan en iguales o peores condiciones como el caso de Elizabeth Moreno quien arribó a Loja el pasado 28 de enero desde Cuenca. Allá al igual que acá, su trabajo consistió en ubicarse en las calles céntricas con sus hijos pequeños en brazos para pedir una moneda según la voluntad de cada persona. En esa ciudad, reunió $50 en más de dos semanas, recursos que le permitieron pagar el pasaje y cubrir otros gastos personales.

Moreno dijo que no tiene que refutar nada. Ecuador es un país muy solidario a excepción de ciertas personas que los miran con xenofobia por ser venezolanos, esto a raíz de los casos de violencia por parte de sus coterráneos. “Sentarnos un día en una calle céntrica, si nos resulta, recolectamos entre $5 y $10, recursos que se los utiliza para ahorrar para el pasaje y pago de habitaciones”.

Gente de paso

En cuanto a comida y ropa casi no lo adquieren en este país, “siempre que estamos sentados la gente se compadece y nos regalan pan, bebidas, arroz, sopas, juguetes y calzado al igual que chaquetas (chompas) para los pequeños”. En esta ciudad, Moreno estará hasta el 15 de febrero, luego saldrá al Perú donde pretende regularizarse y trabajar al menos uno año. “Como migrantes oriundos de un país con problemas, lo único que aspiramos es lograr un cambio de presidente. La idea es que Nicolás Maduro renuncie y se posesione Juan Guidó para volver a la estabilidad de antes ya que Venezuela tiene petróleo y lo único que se necesita es un buen gobernante”.

Presencia en calles

Desde hace ocho meses es muy común observar la presencia de venezolanos en las calles céntricas efectuando diferentes actividades. Hay quienes realizan comercio ofertando productos como caramelos y alimentos. Otros con familiares y sus hijos en brazos se ubican en las calles: Miguel Riofrío, Bolívar, Rocafuerte, avenida Universitaria, 18 de Noviembre, Sucre, Colón, Bernardo Valdivieso y 10 de Agosto, solicitando dinero para sobrevivir.

La solidaridad de los lojanos es visible. Existen personas que mientras caminan ayudan con moneditas desde $0,5 hasta $1 o incluso más, como el caso de Roberto Lalangui, proveniente de la provincia, quien entregó $4 a una madre de familia con dos hijos para que vayan a almorzar. Así se suman otros casos que en cambio donan comida, vestimenta e hidratantes.

Asociación de venezolanos

Jesús Yoncosa, ciudadano venezolano, lleva dos años en esta ciudad y desde ese tiempo labora en un restaurante como chef en un emprendimiento particular. Junto a él existe un número considerable de venezolanos que están bien económicamente, lograron crear pequeñas empresas relacionadas a comedores, panaderías, venta de tarjetas, comida rápida y más.

Desde algunos meses junto a un grupo de coterráneos conformaron una asociación para ayudar al resto de personas que llegan a la ciudad en situaciones vulnerables. Uno de los primeros trabajos fue realizar un censo en donde determinaron la presencia de 160 ciudadanos, sin embargo, existen otros que todavía no han sido registrados. “Existen diferentes situaciones, unos llegan con documentos, otros sin nada, pero lo que hacemos es guiarlos y asesorarles para que no tengan problemas en este país.

Agruparse

Llamó a los venezolanos a formar parte de la agrupación sin fines de lucro para juntos luchar por la legalización. Rechazó el trabajo en la calle de ciertas familias que se apuestan a las veredas a solicitar una moneda para sobrevivir. “Nosotros ya canalizamos con algunas instituciones para darle solución al problema, debido a que pese a ofertarles trabajo prefieren seguir en la mendicidad”. A igual que otros venezolanos esperan que Juan Guaidó asuma la Presidencia formalmente y cambie la situación del país.

Patronato intervención

Martha Pezantes, directora del Patronato de Amparo Social Municipal, agregó que frente a la presencia de los venezolanos en el cantón, a través del personal técnico y social realizaron un levantamiento de información para determinar el número exacto de migrantes que radican en la ciudad. “Es así que luego del análisis se contabilizó la presencia de más de 100 familias, unas en condiciones vulnerables, debido a que están con niños pequeños”.

También detectaron que estas personas no solo utilizan menores (niños) de Venezuela para salir a las calles sino de la propia ciudad de Loja. “Incluso observamos que sacan a personas con discapacidad que no son de ese país, pero que buscan dinero colocándose en calles, aceras y esquinas más concurridas como la 10 de Agosto, Rocafuerte, Miguel Riofrío, 18 de Noviembre, entre otras”.

Recaudación en las calles

Bajo esas circunstancias, como Patronato, según Pezantes, ponen a disposición los centros de cuidado infantil para que las madres de familia venezolanas hagan uso dejando a sus hijos mientras salen a trabajar. “Pero la mayoría se ha resistido, puesto que con los niños en brazos recolectan entre $20 y $30 diarios, es decir recaudan entre $180 y $200 a la semana. Y únicamente gastan entre $5 y $7 en hoteles o casas de arriendo.(I).(OGC).

Cronidatos:

+Unos encontraron trabajo en las empresas privadas y ganan el sueldo básico del trabajador que es de $394; mientras que otros emprendieron en la venta de collares y manillas, aprovechando sus habilidades para el tejido. Esta suerte no la tienen todos, hay quienes ofrecen galletas y caramelos en los semáforos y buses.

+ Según las cifras que maneja Gobernación de la provincia de Loja, existen más de 160 familias, mientras que el Patronato de Amparo Social Municipal de Loja, registra cerca de 100. El control es a diario, la mayoría llegan una y dos semanas para luego pasar al Perú.

______

Familias enteras con niños en brazos en las calles de la ciudad. 

Madres de familia solas solicitan dinero en las calles.

Familias jóvenes con una maleta como única compañera.

Grupo de personas que llegan en Loja hace algún tiempo y que conformaron una Asociación.

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
4 décadas al servicio de la comunicación
Patricia Soledad Paladines Carrión Fue un 1 de noviembre de 1979, cuando salió a la luz por primera vez diario…
Escrito por
Desde la vuelta a la democracia hasta nuestros días: 40 años como testigo y parte de la historia
Jaime Cueva Pardo Hace cuatro décadas, el Ecuador había vuelto a la democracia, luego de varios años de dictadura; un…
Escrito por
“Cromos del mediodía” de José  Joaquín  Palacios
 Alfredo Jaramillo Andrade Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Es un poemario escrito y dedicado a Ezequiel Valdivieso, por José Joaquín Palacios, para despertar la…
Escrito por
Pasar la página
Ya nadie quiere hablar de los días oscuros. Nos agotamos tanto entre la angustia y la incertidumbre, que preferimos pasar…
Pensamiento, palabra y acción
Cada uno da a las palabras que emplea el sentido que le es accesible. Y, a la vez, un individuo…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Noviembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Edición digital