18 / 01 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Cobro de sobretasa a viajeros en fronteras ya fue aprobado

Escrito por  Septiembre 16 2015 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Valora este artículo
(0 votos)

Antes de que entre en vigencia el pago de sobretasas o salvaguardias (valor adicional al arancel), resuelto por el Comité de Comercio Exterior (Comex) y anunciado ayer, para los “bienes tributables” que traigan los viajeros por las fronteras terrestres y aéreas, Elena Maigua, de Otavalo, compró una lavadora y una cocina en un centro comercial de Ipiales, en Colombia, en $ 700.


Dijo que adquirió esos artículos antes de que le “cobren más”. Luego llevó los artefactos a las oficinas de la Aduana para hacer el pago de aranceles, en el puente internacional de Rumichaca, del lado ecuatoriano.

En esa oficina, una decena de personas realizaban el mismo trámite, aunque otras querían saber cuánto se paga en impuestos antes de hacer compras. Ese fue el caso de Nelson Lazo, quien iba a preguntar el monto por una refrigeradora o una lavadora, para traerla de Colombia.

Lazo expresó que tenía presupuestado gastar unos $ 700 en los artefactos. Al informarle que se expidió una resolución para cancelar además sobretasas arancelarias, respondió en tono de broma: “Entonces lo voy a pasar ahora más tarde, rapidito antes de que venga la salvaguardia...”.

Actualmente, el ingreso al país de esos bienes tributables se registra en la Declaración Aduanera Simplificada (DAS) para pagar los aranceles.

José Duque, de Santo Domingo de los Tsáchilas, de 61 años, por ejemplo, adquirió un televisor de 55 pulgadas por el que pagó $ 1.200. Por ese artefacto, más un equipo de sonido, canceló $ 500 por concepto de aranceles.

Cuando la nueva resolución del Comex sea publicada en el Registro Oficial y entre en vigencia, esos artículos estarán sujetos también al pago de la sobretasa.

Los porcentajes definidos de las salvaguardias van del 5% al 45% para alrededor del 30% de lo que el país importa y desde marzo pasado estaba destinado solo a importadores.

La sobretasa arancelaria, según el Comex, es de “carácter temporal y no discriminatoria”, para salvaguardar el equilibrio de la balanza de pagos.

El pasado jueves en esta ciudad, el presidente Rafael Correa mencionó la medida para los viajeros como uno de los mecanismos de reactivación para la provincia de Carchi, afectada por la devaluación del peso colombiano, en los últimos doce meses del 60%.

Según el Comex, la reciente resolución “ no afecta de ninguna manera a los bienes no tributables (o exentos) que constan actualmente en la lista de efectos de viajero”. (I)

Efectos de viajero
No pagan algunos artículos exentos
Prendas de vestir de uso del viajero; artículos de tocador; elementos de aseo personal; alimentos procesados, debidamente sellados o empacados al vacío en cantidades no comerciales; joyas; bisutería; adornos personales y para el hogar; medicamentos de uso personal con prescripción médica.

// Javier González/ El Universo

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
El ser humano más que tecnología
Joffre Daniel Minga Nos encontramos en una época en donde los seres humanos buscamos alternativas que permiten reemplazar lo que…
Escrito por
Eduardo Costa Maldonado
De Lalo Costa, o más familiar y respetuosamente expresado, del “doctor Lalito Costa”, tenemos grata referencia los de mi generación,…
Escrito por
Una nueva década…
Giovanni Carrión Cevallos @giovannicarrion El año 2019 ha quedado atrás, abriendo paso a la aurora de una nueva década. En…
Democracia y representación política
La democracia es el poder del pueblo. Pero cuando solo se utiliza al pueblo para el sufragio electoral, estamos viviendo…
¿Cuáles son las tendencias de América Latina para el 2020?
El inicio del año 2020 es motivo de preocupación de los habitantes de América Latina sobre ¿cuáles serán los ejes…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Marzo 2016 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Edición digital