Imprimir esta página
La sala dedicada a piezas arqueológicas es una de las más didácticas porque se enseña parte de las culturas que habitaron Ecuador. La sala dedicada a piezas arqueológicas es una de las más didácticas porque se enseña parte de las culturas que habitaron Ecuador.

Un museo brinda la enseñanza de culturas de los pueblos originarios

Valora este artículo
(0 votos)

Intercultural

Ambato.- El museo de Historia Natural y Arqueología de la Universidad Técnica de Ambato (UTA), creado en 2006, cuenta con alrededor de 450 piezas de las culturas Puruhá, Valdivia, Panzaleo y Capulí.


En cuatro salas, además del área de arqueología, está la exhibición de zoología, donde se puede encontrar parte de la biodiversidad de la fauna silvestre del Ecuador con la colección de mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces, con un total de aproximadamente de 350 especies, que se complementa con esquetología y laboratorio de taxidermia.
Aprendizaje
Pablo Hidalgo, curador del museo de Historia Natural y Arqueología de la UTA, confesó que el lugar no solo sirve para que la ciudadanía llegue a admirar las piezas y especies en exhibición, sino que una parte importante es la realización de talleres interactivos dirigidos a las personas con discapacidades, adultos mayores, estudiantes y público en general, para que entiendan cómo vivieron los antepasados, cómo cuidaban el medio ambiente a tal punto que se preservaron muchas especies.
Indicó que en los talleres, que se realizan, generalmente, cada dos meses, se elabora un collage de diferentes cosas, se les hace actuar como arqueólogos, para lo cual se colocan cajas con tierra en las que se entierran réplicas de las piezas y se van dando indicaciones para que sepan cómo es la forma correcta de sacarlas y qué valor tienen.
Piezas
“Esas piezas son el único vestigio físico de que nosotros tuvimos nuestros antepasados porque no ha habido ningún tipo de escrituras, pergaminos o algo que nos diga que hubo culturas en el país. Con esto los estudiantes aprenden para qué se utilizaba cada tipo de vasija, qué se empleaba para cocinar, guardar algo, hacer chicha y otras actividades”, refirió el curador del museo. (I). (El Universo).

Inicia sesión para enviar comentarios