22 / 07 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

Segundo es un ejemplo de cambio, por ello invitó a los jóvenes de Zamora Chinchipe a buscar el espacio laboral que les brinde la oportunidad de aportar con sus conocimientos al desarrollo del país. Segundo es un ejemplo de cambio, por ello invitó a los jóvenes de Zamora Chinchipe a buscar el espacio laboral que les brinde la oportunidad de aportar con sus conocimientos al desarrollo del país.

Segundo Poma, trabajo y compromiso por el desarrollo

Valora este artículo
(2 votos)

Zamora Chinchipe.- Segundo Vicente Poma Guamán nació hace 30 años en San Antonio, un pequeño pueblo ubicado en la parroquia de Guadalupe, cantón Zamora.


Manuel Poma y María Guamán, sus padres, le enseñaron desde pequeño el valor del trabajo y la solidaridad, principios que han guiado, desde pequeño, la vida de este ecuatoriano.

Estudios
Segundo estudió la primaria en la escuela Odilo Aguilar, institución que se encontraba al margen del río Yacuambi,  aproximadamente, cinco kilómetros al Norte de la cabecera parroquial. Posterior, cursó la secundaria en el colegio Daniel Martínez Espinosa, donde se graduó como bachiller en la especialidad de Agronomía.
“Provengo de una familia humilde, soy el penúltimo de siete hermanos, somos del campo, campesinos dedicados a la agricultura y ganadería, mis padres nos enseñaron a trabajar desde temprana edad, mis seis hermanos y yo teníamos que ayudar en el cultivo de maíz, plátano, yuca, cacao y cuidar el ganado”.

Medio ambiente
La pasión de Segundo siempre fue el medio ambiente, amor que definió su futuro “soy amante de la naturaleza, por eso en la Universidad escogí la Carrera de Ingeniería Ambiental, para seguir apegado a mis raíces, al campo y contribuir a conservar el ecosistema”.
Desde 2013, Segundo aporta con sus conocimientos en la construcción de las obras que ejecuta el Gobierno Nacional, a través de Ecuador Estratégico E.P., en Zamora Chinchipe.

Oportunidad
“Me brindaron la oportunidad de trabajar en la construcción del Sistema Integral de Desechos Sólidos del cantón Zamora, así como en obras de asfaltado, ahora formo parte del equipo de profesionales de este importante proyecto que integrará a Centinela del Cóndor, Paquisha y Nangaritza, como zamorano estoy contento porque contribuyo con mis conocimientos al desarrollo del país”.
A sus 30 años, este hombre se siente orgulloso de ser parte de esta gran obra: “Me siento bien trabajando aquí, porque tengo un ingreso económico para llevar a mi familia, como  zamorano  siento  aún  más responsabilidad  ante  la  obra  que estamos  construyendo, porque beneficiará a estos pueblos que estuvieron olvidados durante tantos años”.

Inicia sesión para enviar comentarios
Por el sendero de la luz: Plática con personeros del IESS de Loja
Un fenómeno social de singular importancia, acaeció en la vida política y social del país, con el cambio de gobierno;…
Tejedoras, tejidos y telares
Hoy como en otras ocasiones, rememoro el ejemplo de una tejedora, ella que con sus afectos y sus hilos hacía…
Lecciones que nos deja el mundial de futbol
Cuando nos esforzamos por aprender de la vida, toda ocasión nos proporciona lecciones que nos posibilitan mejorar nuestra vida personal,…
El lector es un atento caminante
Cuando uno lee siempre se viaja con alguien a través del pensamiento: son dos personas las que viajan, el lector…
Homenaje a Zoilita Calderón
Acá dejo unas breves líneas recordando los tiempos de escuelita, cuando éramos unas chiquillas, tuve la suerte de ser alumna…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Julio 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Edición digital