15 / 10 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

“Vuelo armónico de desafíos”, de Benjamín Pinza Suárez. V Parte

Valora este artículo
(0 votos)

(…) Avanzamos y nos encontramos con textos que chocarán y harán estremecer a los que no tienen conciencia, a los que propagan odio y fomentan la guerra. Temas tan reales pero tan negados por los organismos que creados para defender los Derechos Humanos, hacen todo lo contrario.

 

Realidades que nos duelen, que nos clavan espinas de incertidumbre en cuál es el estado del mundo. El autor maneja con claridad no solo los antecedentes históricos, sino también las situaciones actuales, lo del conflicto Israel-Palestina, por ejemplo. Y menciona con justa razón que Estados Unidos de Norteamérica es el causante de toda esa serie de conflictos, que no terminarán nunca si es que la burda política y el sistema inmoral y descarado del Imperio del Norte, no cambia.
A la par, nos acerca a la historia cuando nos habla de las dictaduras militares consumadas en la década del 70, y que no solo golpearon a Ecuador, sino a la América misma. Basta citar como ejemplo de las bárbaras consecuencias, a Salvador Allende cuando fue acribillado en el Palacio de la Moneda por órdenes de Augusto Pinochet, que sería la cabeza de la sangrienta dictadura chilena de la que aún quedan rescoldos.
Es saludable llenarse del espíritu patriota, que en este capítulo hace denotar con claridad el autor de “Vuelo armónico de desafíos”. Porque, precisamente, la juventud de hoy debería tomar todas estas referencias históricas para comprender el nuevo momento que vive nuestra América Latina. El autor no se esconde ni tampoco maquilla su ideología e inclinación política, cuando con absoluta firmeza y siendo contundente asegura que es un hombre de izquierda.
Ello dará motivo para que el siguiente capítulo, bajo el título de “Ecuador en positivo”, nos congregue a tratar de una serie de temas que son de interés nacional y que han sido escritos con absoluta objetividad, con total transparencia y también, se descubre de fondo, el propósito de desenmascarar tantas mentiras que a diario se tejen sobre la nueva época que vive el Ecuador y la América sureña al tener gobiernos progresistas.
Y coincido plenamente con él cuando dice que existen almas sin patria, mismas que no quieren el adelanto sino el retroceso del Ecuador. Almas negras que han de mentir, difamar, escupir e intentar ridiculizar a todo quien construye Patria todos los días.
En contraste con lo que menciono, el Dr. Pinza Suárez señala: “Para todo buen patriota, para todo buen ciudadano, la Patria jamás será pequeñez, ni estrecha teoría, ni refugio de mercaderes. A la Patria grande se la construye en los inmensos soportes de la cultura y una sólida unidad moral, que deben estar alejados de intereses serviles, de claudicaciones y genuflexiones. No hay Patria cuando no hay sentimientos colectivos de la nacionalidad”.
Dentro del mismo campo temático, el autor de la obra hace un contraste en cómo nos ven los que son de afuera y cómo nos vemos a nosotros mismos. En cómo la gente extranjera tiene su visión del país actual y en cuál es la visión nuestra del país actual. Realmente, esto no se trata de ser fanático del Gobierno Nacional, actualmente liderado por el Economista Rafael Correa, sino más bien se trata de tener sentido de lo que es la ecuatorianidad y de aceptar, para poder enmendar, que el problema está en nosotros que no queremos avanzar, que nos resistimos al cambio, que solo nos quejamos y no aportamos con propuestas o ideas. Y lo que es peor: que cuando hay avance, queremos retroceso. Y cuando hay retroceso, tampoco queremos avance, salvo si estamos a punto de los colapsos nacionales como antes pasaba.
El Dr. Benjamín nos convoca, con elevado patriotismo, con pasión ecuatorianísima y entrega en calidad de ciudadano, a ser parte de la construcción de un mejor país, que requiere también tener la voluntad de querer construir una Latinoamérica fuerte, unida, grande y soberana. Sin intromisiones de ninguna clase y con la proyección de convertirnos en potencia, pero sin violar los Derechos Humanos, sin fomentar el terrorismo, sin permitir violaciones a la soberanía o subestimaciones a la dignidad que tenemos como naciones.
Y es que no solo nos habla de la necesidad de cambiar los patrones culturales y la forma de pensar, sino también que nos acerca a cuáles han sido los cambios sustanciales e históricamente necesarios que Ecuador ha alcanzado con el proyecto político de la Revolución Ciudadana. Ahí están contemplados los cambios en salud, educación, vialidad, cultura, en fin en todos y cada uno de los aspectos necesarios para el pleno desarrollo del país (…).

Inicia sesión para enviar comentarios
Subjetividad en la sana crítica
La sana crítica es usada por los jueces en los procesos judiciales y se compone de inferencias o conclusiones de…
Escrito por
Cambió profundamente la correlación de fuerzas
El garrotazo propinado por el gobierno al pueblo del Ecuador el miércoles 2 de octubre del presente año cambió de…
Escrito por
La justicia por tuit propio no es justicia, es barbarie
Las historia de Andrea y Miguel es una en la que el común denominador es la violencia intrafamiliar. Violencia entre…
La pose artística del lector activo
La capacidad de entendimiento frente al texto solo se da cuando se comprende lo que se lee; y, en caso…
Escrito por
Greta, la inoportuna
El otro día andaba en una reunión de amigos y recordé lo que significa ser una mujer rodeada de hombres.…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Octubre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Edición digital