23 / 10 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Cada ser es un ser humano para todos

Columnista Escrito por  Septiembre 17 2016 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
Valora este artículo
(0 votos)

    Nada ni nadie es por sí mismo. Cada ser es un ser humano para todos. Lo que exige unidad de acción, unión de energías, conjunción de fuerzas y reconciliación de espíritus. Hoy más que nunca necesitamos activar este compromiso, ya no sólo para perpetuarnos como especie, también para sentirnos armónicamente en paz con nuestro propio hábitat. No alegra, en consecuencia, que el tema del Día Internacional del Ozono de este año 2016, que celebramos durante este mes de septiembre, concretamente el 16, reconozca los esfuerzos colectivos llevados a buen término, propicie una atmósfera de gratuidad y gratitud a esos esfuerzos internacionales concertados, pues se espera que a mediados de este siglo se haya recuperado; acrecentando, asimismo, el compromiso mundial en la lucha contra el cambio climático.



    Necesitamos, con urgencia, reponernos de tantas tropelías, restituir valores, impregnarnos de humildad, restaurar el auténtico amor para que las divisiones cesen y la discordia deje de cohabitarnos. ¡Cuánto daño hacen las habladurías! Que poco se habla con el corazón. ¡Cuánto se miente! Si fuésemos más auténticos el mundo mejoraría. Para desgracia nuestra nos hemos aborregado y el porvenir ha dejado de ser una esperanza para buena parte de la humanidad. Todo tiene un precio y algunos seres humanos valen nada. Así no se puede restaurar un mundo mejor. Para que nos regeneremos, la alianza entre unos y otros es vital. Únicamente juntos podemos crear un universo más habitable, acogedor, más seguro, más sano, ya que la mutua interdependencia e interacción a nivel global, es una verificación de que somos parte y todo a la vez, lo que nos exige una verdadera acogida y hospitalidad en el vivir, respetando las diferencias.

    Sin duda, tenemos que cultivar el aprecio, profundizar más en nosotros, si en verdad queremos convivir hermanados. Nuestro desarrollo como humanidad no se puede supeditar al mero crecimiento económico. Tenemos que aprender a conectarnos más con el alma, más interiormente, para crecer con otro espíritu más humano, menos interesado, más desprendido. A mi juicio, la meta de un mundo más de todos que plantea la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030 sólo se podrá alcanzar coaligados por la solidaridad de unos para con otros. Tiene que importarnos cada ser, habite donde habite, provenga de donde provenga. Nos falta humanizarnos, pensar que todos somos precisos, construir a todos los niveles instituciones eficaces inclusivas, que aparte de rendir cuentas, aglutinen sociedades para transformar existencias. (O).

   

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Pasar la página
Ya nadie quiere hablar de los días oscuros. Nos agotamos tanto entre la angustia y la incertidumbre, que preferimos pasar…
Pensamiento, palabra y acción
Cada uno da a las palabras que emplea el sentido que le es accesible. Y, a la vez, un individuo…
Subjetividad en la sana crítica
La sana crítica es usada por los jueces en los procesos judiciales y se compone de inferencias o conclusiones de…
Escrito por
Cambió profundamente la correlación de fuerzas
El garrotazo propinado por el gobierno al pueblo del Ecuador el miércoles 2 de octubre del presente año cambió de…
Escrito por
La justicia por tuit propio no es justicia, es barbarie
Las historia de Andrea y Miguel es una en la que el común denominador es la violencia intrafamiliar. Violencia entre…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Octubre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Edición digital