23 / 10 / 2017

Archivo Loja, Ecuador

Para tiempos de crisis: del agobio a la confianza

Valora este artículo
(0 votos)

Reproduzco parte del título de un artículo de José Luis Sicre, denominado “Evangelio para tiempo de crisis: del agobio a la confianza”.


Porque eso ha sido la primera etapa del proceso electoral en nuestro querido Ecuador: el agobio. Hacemos una invitación a todos los ecuatorianos para, en esta segunda etapa electoral, vivirla con esperanza y eliminar esa campaña de odios e insultos.
¿Cómo pasar de la incertidumbre a la ternura?
Les propongo algunas ideas de Rosa María Torres, en su artículo “Educar es un asunto del corazón”. Aunque se refiere a la situación de los niños en la escuela, me parece que podemos aprender de los niños y su realidad escolar.
“Investigaciones vinculadas a la neurociencia concluyen desde hace tiempo en un descubrimiento tan simple como fenomenal: el afecto modifica el cerebro de las personas. Un niño o niña expuesto a relaciones y demostraciones de afecto, no sólo se desarrolla distinto a uno carente de afecto, sino que su cerebro cambia; y, por tanto, se modifican sustancial¬mente sus posibilidades y capacidades como persona. ¡Así de impor¬tante es el afecto!

Por su lado, estudios y evaluaciones en el ámbito de la educación vienen consistentemente mostrando que el factor decisivo en la relación maestro-alumnos y en el logro escolar asociado a esta rela¬ción no es ni la calificación ni la experiencia docente. Es el afecto. Los profesores que consiguen mejores relaciones y resultados con sus alumnos son aquellos que cultivan la empatía y la simpatía, les brindan comprensión y cariño, depositan en ellos altas expectativas y se lo hacen saber, apuntalan su autoestima, les ayudan a confiar en sí mismos, les estimulan y alientan constantemente.

Por eso, si hemos de elegir un elemento a cambiar en nuestros sistemas educativos, optemos por el afecto. No cuesta un centavo, no implica trámites ni consultas, no requiere cursos ni postgrados ni tecnologías ni estándares ni expertos.
No hay política educativa, reforma curricular, capacitación docente, pedagogía o tecnología que pueda tener repercusiones tan significativas y duraderas sobre niños y jóvenes y sobre el futuro de la educación como una profunda reforma en el mundo de los afectos, tanto en el hogar como en el sistema escolar”.

Que esta segunda etapa de la campaña electoral sea de afectos y ternuras, si queremos cambiar la realidad del Ecuador comencemos cambiando cada persona que conformamos nuestra querida patria. (O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Las deuditas del Ministerio de Educación
Esperemos que en Enero de verdad se tome en cuenta y se pague sin afrentas por ascenso, compañeros. Es promesa…
Estado exige a la escuela resolver los males sociales
Las violaciones sexuales a niños en el colegio réplica Aguirre Abad de Guayaquil, es uno más de los casos de…
Escrito por
Plan “Toda una vida”
El presidente Lenín Moreno ha definido el Plan de Gobierno para su período presidencial. Y lo ha denominado TODA UNA…
Escrito por
Conseguir una cultura de paz, tolerancia, comprensión y no violencia"
El día Internacional de la No Violencia es el 2 de octubre en homenaje al nacimiento de Mahatma Gandhi, líder…
Escrito por
Reflexiones sobre la “ideología de género”
Hablar sobre la “ideología” de género es, hoy en día, de manera particular en el entorno iberoamericano, un tema controversial:…

Noticias por día

« Octubre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Edición digital