21 / 01 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

Lo que nos debe unir

Valora este artículo
(0 votos)

La unidad es un valor humano que no solo tiende a fortalecer la solidaridad y la identidad de los pueblos, sino que se la construye a partir de una visión compartida, de una esperanza anhelada, de un fin altruista o una causa para el bien común.


La unidad da consistencia, vigor y valor para hacer que lo imposible se vuelva posible, que la tarea más compleja se torne sencilla. La forja de la unidad se da desde los valores más nobles personificados en los principios universales, desde cuyo tejido axiológico brota la experiencia de la cooperación, aumentando el entusiasmo por la tarea emprendida.
Los lojanos y ecuatorianos debemos tener el deber moral y cívico de forjar la unidad en torno a las grandes obras, proyectos, metas y desafíos porque en ellos se encuadra el interés colectivo. Todo lo que se haga en beneficio del bien común, requiere de una minga de voluntades y en esa minga de anhelos compartidos, no podrán tener cabida los individualismos, sectarismos y los egos enfermizos.
Por cierto, el ser humano tiene una naturaleza muy compleja que genera encuentros y desencuentros como producto de conductas abiertas y cerradas, de actitudes positivas y de complejos comprimidos, que por un lado, construyen buenos caminos y por otro, llenan de obstáculos cualquier acción edificante. Y estos conflictos se agudizan más por intereses políticos que crean resentimientos.
Pese a que el lojano es un ser de fina inteligencia, de asombrosa reflexión, de singular ingenio y visión, guarda en su ser profundo esa condición nada recomendable de constituirse en enemigo de su propio progreso, en donde el egoísmo se antepone a la generosidad, el interés individual al interés ciudadano, la crítica acerba a la ponderación, con lo cual, toda nueva iniciativa es pulverizada por los todólogos del bien y del mal.
Este comportamiento ha sido una especie de eje transversal. No se combate al politiquero, al neófito en administración pública y al que apuesta por ideas innovadoras. Se combate -y con saña- al que hace todo lo contrario, porque quienes así lo hacen creen que pierden sus intocables espacios de vanidad personal y que al mismo tiempo, les sirve de refugio para su divertido juego de sueños fantasmagóricos revestidos de miseria humana. 
Quizás, poco a poco, las nuevas generaciones vayan entendiendo estas taras mentales y conductuales que afectan nuestro progreso y desarrollo y tengan la inteligencia y el valor suficiente de superar estas formas degenerativas que nos hacen tanto daño. No se puede seguir actuando desde trincheras oscuras desde donde se lanza la artillería pesada para la destrucción, sino desde la unidad de esfuerzos e iniciativas en pro de las más nobles causas y necesidades sentidas de nuestra ciudad y provincia. (O).













 

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Juan Montalvo auténtico liberal
En estos momentos de dimes y diretes que atraviesa la política en nuestro país se hace imperiosa la necesidad de…
Al amigo Carlos Alberto
Setenta y siete años de caminata por la vida, con paso ligero, semblante alegre, con mentalidad positiva, tejiendo sueños, agarrando…
Medellín, cincuenta años después
Con motivo del cincuentenario de la Conferencia de Episcopado Latinoamericano celebrada en Medellín, la Pontificia Universidad Católica de Chile ha…
Muñequeo político y falsas señales
Empezaré por reconocer mi extrema ingenuidad y que esta opinión está llena de obviedad al respecto, es así que, sin…
Los desafíos de la Consulta Popular
Una Consulta Popular es una oportunidad que se le da al pueblo para que se pronuncie sobre asuntos de interés…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Enero 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Edición digital