24 / 06 / 2017

Archivo Loja, Ecuador

La libertad de prensa

Valora este artículo
(0 votos)

A propósito del 3 de mayo día de la libertad de expresión, existe una clara o deliberada confusión entre libertad de prensa, libertinaje periodístico y libertad de expresión, cuyos orígenes nacen del egoísmo y la vanidad del poder de ciertos tartufos del periodismo.

Cuando los seres humanos acumulan poder para satisfacer la egolatría, la vanidad o los intereses económicos boyantes, en especial de los dueños de los medios de comunicación o de quienes conducen un noticiero o programa de opinión, la libertad de prensa y la libertad de opinión son simples estrategias para imponer su omnímoda voluntad.

La libertad de expresión nació oficialmente en la Declaración Universal de los Derechos Humanos que dice: […] “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión” […] Entonces la libertad de expresión es propia de los individuos en general, son derechos consagrados en los textos constitucionales de cada país, y no son exclusivos de los medios de comunicación, como equivocadamente se intenta hacer conocer.

Otra definición muy opuesta a lo señalado es la libertad de prensa, donde la Ley y las normas de un estado, facultan la programación y el desarrollo de una prensa libre con observancia de la norma jurídica imperante. Incluso, ésta -la libertad de prensa- nace de los individuos y de su derecho a ser informados libremente, sin atavismos ni mordazas de ninguna naturaleza, y cuyos contenidos no estén censurados por los estados, menos aún por los propios individuos.
El 3 de mayo fue proclamado como el Día Mundial de la Libertad de Prensa en 1993, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, siguiendo la Recomendación adoptada durante la 26ª sesión de la Conferencia General de la UNESCO en 1991. Esta celebración es la ocasión para informar a los ciudadanos acerca de las violaciones a la libertad de prensa, así como recordarles que en decenas de países alrededor del mundo las publicaciones son censuradas, algunas multadas, suspendidas o anuladas, mientras que periodistas, editores y publicadores son acosados, atacados, detenidos e incluso asesinados.
De lo expuesto querido Pancho Pueblo, vale concluir diciendo que: estamos en contra de todo intento de censura y violación de los derechos de las personas a ser informadas, y de las instituciones a ejercer libremente una prensa honesta, investigativa, informativa, entretenida y respetuosa, pero tampoco, estaremos de acuerdo en que algunos empresarios, politiqueros y bufones de baja ralea, se sirvan de esta muletilla de “libertad de expresión” para difamar, agredir o chantajear a las personas y las instituciones. Feliz día de la libertad de prensa en libertad; que siempre exista para todos: …buen viento …y buena mar. (O).


Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
La tregua de la oposición no se cumple
Con el retorno a la tranquilidad ciudadana con la posesión del nuevo Presidente Constitucional de la República, Lenín Moreno Garcés,…
Escrito por
La canción constituye poesía para el pobre, poesía necesaria como el pan de cada día
La música es una de las grandes formas artísticas que el hombre ha creado a lo largo de la historia…
Escrito por
Del patrimonio de Loja
Aunque parezca descabellado, cada uno de nosotros, desde nuestra individualidad y costumbres, aportamos a la historia de nuestra ciudad y…
Esa es la consigna
Siempre ha habido importantes iniciativas y proyectos bien concebidos que han sido planteados por lojanos que aman a su terruño,…
Soltar la mano y las ideas para escribir
Si leer trae dificultades porque no es fácil dominar todos los géneros discursivos escritos, la escritura implica otro tipo de…

Noticias por día

« Junio 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

Edición digital