21 / 07 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

A escribir se aprende leyendo

Valora este artículo
(0 votos)

A escribir se aprende leyendo. No basta el empleo de elementos técnicos, gramaticales, semánticos, pragmáticos y hasta psicológicos para llegar a escribir correctamente si no se empieza leyendo.

Pues, de manera general, se sostiene que el gran fracaso de la educación escolarizada está en las malas prácticas de lectura y de escritura. Y esta razón es evidente en los alumnos porque ni el maestro ni los padres de familia leen ni escriben. Como sostiene la investigadora argentina en temas de escritura, Ana María Finocchio: “¡Qué lejos está el docente de querer enseñar a escribir a un niño, si él no lo hace en forma personal!” (2009).
Y el maestro no escribe porque casi nunca lee. Y al no leer no está empapado de los problemas actuales y generales que la sociedad va desarrollando de manera diferente a como era antaño. A eso se debe, quizá, lo que señala la escritora argentina Gloria Pampillo: “La escritura de la escuela es diferente de la que se practica en la sociedad” (Ibid). El maestro se quedó anclado en un sistema rutinario de trabajo con la propuesta de temas inconexos y la gramática con ejercicios descontextualizados, con lecturas y prácticas de escritura meramente normativas; así, resulta imposible que el alumno se enamore de la lectura y emprenda en prácticas de escritura   que tengan que ver con su mundo de niño y de joven lleno de ilusiones, de ideales y de asuntos que le competen a su edad para asumirlos con la más viva emoción de su existencia.
Debe haber un auténtico reencuentro con la lectura y con la escritura. Pampillo señala que “para un docente que escribe, no cabe duda de que el aprendizaje de la lengua es indisociable del aprendizaje de la escritura, así como la lectura constante, intensa” (Ibid). Si la lectura no es apremiante para el maestro, sucede lo que señala Jorge Larrosa: “Si el profesor se limita a mostrar el código está convirtiendo el texto en una cosa que hay que analizar y no en una voz que hay que escuchar” (2007). En estas condiciones, el texto de lectura al alumno le resulta tedioso, desabrido, poco productivo para sus intereses infantiles y/o juveniles.
Cuando el maestro es un asiduo lector, sabe que el texto escrito es “lenguaje que habla y al que nosotros pertenecemos no es un ente, una cosa entre las cosas, sino el horizonte de todas las cosas” (Ibid). En el fondo, este maestro lector no se preocupa ya de encaminar a los alumnos al mero análisis gramatical, sino de hacerles descubrir esa voz de vida que palpita en el texto y que, en efecto, hay un horizonte axiológico que lo anima a preguntarse, como lector, quiénes somos en tanto sujetos de la palabra.
De esta manera, el alumno lector, cuando descubre que su maestro es un auténtico comunicador de la palabra, aprende a darse cuenta que él es un sujeto viviente que “se da en la palabra y como palabra. Por eso actividades como atender a las palabras, criticar las palabras, elegir las palabras, cuidad las palabras, inventar palabras, jugar con las palabras, imponer palabras, prohibir palabras, transformar palabras (…), no son actividades hueras o vacías, no son meras palabrerías” (Ibid) ni las que aparecen en el texto, ni las que conjuga su profesor ni las que él en calidad de alumno puede generar con la más plena libertad y confianza que su maestro le brinda.(O).


Inicia sesión para enviar comentarios
Nadie lo supo, nadie lo sabe, “nadie lo sabrá”
Desde que el actual gobierno tomó la decisión de abrir la “caja de pandora” para dar paso a los procesos…
El consumo de alcohol
Hay una ordenanza que está en discusión en el Cabildo lojano y que tiene que ver con extender el horario…
Escrito por
Oswaldo  Guayasamín pintor contemporáneo del llanto, la ira y la ternura
Nació en Quito 6 de julio de 1919 muriendo en el año de 1999, de padre indio y madre mestiza.…
Escrito por
Educar para la felicidad
El 22 de mayo pasado falleció el conocido divulgador científico español Eduardo Punset, a los 82 años de edad. Su…
Procusto y el odio
Procusto también conocido como Damastes, es un personaje de la mitología griega, la representación más auténtica de la envidia y…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Octubre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Edición digital