18 / 02 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Veedores ciudadanos

Valora este artículo
(0 votos)

En Ecuador, con la Carta Magna del año 2008, se logró uno de los avances más significativos de todos los tiempos, este es que se instaure en el país la participación de la ciudadanía como protagonista en la toma de decisiones y la gestión de lo público.

Son varios los mecanismos mediante los cuales es posible participar, entre estos las veedurías ciudadanas, los observatorios los comités de usuarios, las defensorías comunitarias. Sin embargo, esta participación ciudadana aun es desconocida y poco efectiva; por ello, en la generalidad cuando escuchamos la palabra “Veedor” no comprendemos mucho de que se trata; por lo tanto, es necesario definir, “un veedor es una persona que observa con detenimiento lo que hacen otras personas”.  

El organismo autorizado para acreditar veedores es el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs), sin que esto límite a la ciudadanía en su derecho constitucional de ejercer la participación ciudadana, la Constitución de la República del  Ecuador, en su artículo 61, numerales 2 y 5 reconoce los derechos de participación de las personas en los asuntos de interés público y fiscalización de los actos del poder público, y en el artículo 95 de la misma carta magna, garantiza el derecho a la participación ciudadana en la toma de decisiones y planificación de los asuntos públicos.   

Por todo lo expresado, cabe la siguiente reflexión, con el derecho otorgado por la ley se crea también el deber del buen ciudadano, este es el de constituirse en “veedor”, puesto que el seguir actuando con indiferencia ante lo que sucede en la nación, recae la actitud omisiva del pasado.
En este sentido, no se podría decir que la ciudadanía, ve cómo las autoridades se equivocan, y se limita a seguir en el silencio, esto viene a crear una corresponsabilidad en tales los actos erróneos.

Con certitud, estas afirmaciones nos juzgan, porque acostumbrados a elegir autoridades para que nos gobiernen, (una vez realizada la elección), les endosamos la absoluta responsabilidad de todo, pero, hoy todos tenemos la oportunidad de ser fiscalizadores.  

Quizá hasta hace poco, manteníamos la idea que solamente los concejales del Cabildo y los asambleístas podían ejercer el control y la fiscalización, actualmente ya no es así, cada uno de los ciudadanos tiene derecho de participar, controlar, fiscalizar, sabiendo que aunque no estemos acreditados por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, podemos ser veedores ciudadanos, hacer escuchar nuestra voz, y si es el caso, la queja, y de esta manera ayudar a construir el Ecuador en el que todos deseamos vivir. (O).



Lo último de Sandra Beatriz Ludeña Jiménez

Inicia sesión para enviar comentarios
Con el alma alcanforada
Hoy les quiero contar que he tenido una premonición, un sueño lúcido en el que estaba en una ciudad extraña,…
En estos tiempos preelectorales
En estos tiempos preelectorales, ya están apareciendo los “candidatos de siempre” que comienzan a ofrecer “el cielo y la tierra”…
Utopía y realismo
”Más allá de la ideología reaccionaria y la utopía exaltada está el realismo de la alegría del Evangelio. Lo que…
Amor verdadero
“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no…
Escrito por
Las famosas pruebas “quiero ser maestro”
 Otro invento de la “Revolución ciudadana” son los concursos de méritos y oposición para llenar vacantes e ingresar al Sistema…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Marzo 2016 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Edición digital