25 / 05 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

Responsabilidades compartidas

Valora este artículo
(0 votos)

En términos generales, el Estado es el conjunto de instituciones legalmente establecidas, que poseen la autoridad y potestad para establecer las normas que regulan al pueblo. Pero es el pueblo quien se organiza políticamente en un Estado y dentro de un territorio limitado; dicho en otras palabras, el pueblo, en forma libre y voluntaria, permite la existencia del Estado como su forma de organización política. Así mismo, para administrar el Estado, el pueblo elige en forma libre y voluntaria a sus gobernantes, otorgándoles autoridad, potestad y facultades para que lo sometan a sus decisiones. Si el pueblo elige a gobernantes responsables, honestos y verdaderos estadistas, el Estado estará bien administrado y caminará por la ruta que lo conducirá a la cima del desarrollo integral, lo cual redundará en beneficio del pueblo.


Al contrario, si el pueblo elige a gobernantes irresponsables, deshonestos y falsos estadistas, el Estado estará mal administrado y caminará por la ruta que lo conducirá al abismo de su autodestrucción, terminando el pueblo perjudicado.

Cuando un Estado va bien y camina seguro por el sendero del progreso, ¿de quién es el mérito, del pueblo o de sus gobernantes? El mérito es compartido porque, por una parte, lo tiene el pueblo que supo elegir bien a gobernantes responsables, honestos y verdaderos estadistas, para que administren el Estado con sabiduría y transparencia; por otra parte, el mérito lo tiene el gobierno porque ha hecho una administración responsable, sabia y transparente. Cuando un Estado va mal y camina peligrosamente por el sendero del deterioro, ¿de quién es la culpa, del pueblo o de sus gobernantes? La culpa es así mismo compartida porque, por una parte, la tiene el pueblo que no supo elegir con responsabilidad y sabiduría y entregó el poder a gobernantes indignos; por otra parte, la culpa la tiene el gobierno porque ha abusado del poder que se le dio, utilizándolo en beneficio propio y en perjuicio del pueblo.

Toda decisión que se toma trae consigo el riesgo de acertar o equivocarse. Todo depende de la capacidad de discernimiento y de la sabiduría que se antepone a la decisión. Cuando se elige a quienes gobernarán al Estado, se está tomando una sustantiva decisión que puede ser producto del discernimiento y la sabiduría para elegir a quienes se lo merecen; o puede ser el resultado de una manipulación politiquera que lleva a entregar el poder a quienes no se lo merecen.

Una vez tomada la decisión y elegido el gobierno, no hay más que esperar el desenlace de los acontecimientos y vigilar con atención para que el Estado sea bien administrado. Para ello es necesario que el gobierno no sólo sea honesto en la administración de los bienes y recursos del Estado, sino también en la revelación permanente de la verdad, de la realidad en la que se encuentra el Estado.

La prensa responsable y libre tiene el patriótico deber de retirar el maquillaje que el gobierno puede ponerle a la verdad y revelarla al pueblo para que tome conciencia de la realidad. Ocultar la verdad y esconder la realidad con la máscara de la mentira recurrente, no le hace bien, ni a los gobernantes, ni a los gobernados. Más temprano que tarde la realidad resultará inocultable y habrá que enfrentarla con dolor e indignación, asumiendo las duras consecuencias que las paga finalmente el pueblo. La mentira puede embarazarse en la privacidad; la verdad siempre dará a luz en público.

Cuando un delincuente infringe la Ley, vulnera derechos de otra persona o un grupo de personas, razón por la cual el Estado lo castiga según la gravedad de la falta. Cuando el Estado ha sido llevado a la quiebra económica, ética y política, no se está vulnerando derechos de pocas personas, sino de millones de ciudadanos; por lo tanto, el pueblo debe exigir el más severo castigo a los responsables, sentando precedentes y haciendo prevalecer el principio constitucional de igualdad ante la Ley.(O).        

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Los protagonistas de las próximas elecciones seccionales
Son 14 precandidatos a la Alcaldía de Loja, 6 para la Prefectura y 14 alcaldes que buscan la reelección marcha…
“Botella al Mar”: Hablando de meritocracia
Es real que la meritocracia no se ha implementado en el país, más allá de que el anterior Gobierno y…
Escrito por
¿Qué debe hacer Loja para que se le escuche?
2017 y 2018 han transcurrido sin que el gobierno haya por lo menos anunciado alguna obra de envergadura para la…
La contemplación del conocimiento
Si no hay una acción reflexiva a partir de lo que se comprende cuando se lee un texto determinado, muy…
Botella al mar: Ordenanza mostrenca
El Cabildo se apresta una vez más a suscribir una Ordenanza que no guarda relación con la justicia y el…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Agosto 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Edición digital