08 / 12 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Entre contador y consumador

Valora este artículo
(0 votos)

El sillón del contador es preponderante en la empresa, el que ocupa tal sillón sabe la técnica contable, es perito en traducir al lenguaje contable las actuaciones de la empresa, que son las transacciones y están basadas en documentación legal; en este proceso aplica la partida doble y obtiene los estados financieros. Pero, el deber del contador no es solo de registrador, es a la vez, garante de transparencia, solvencia, pulcritud, trabaja ateniéndose a la norma vigente. Es un controlador por excelencia, vigila los procesos internos, para que la información que nutre su contabilidad sea fidedigna, exacta y precisa.


Un contador debe tener una ética incorruptible, por ello, las universidades forman y titulan al Contador Público Auditor (CPA). Un CPA deja huella en su transitar por este mundo, de sus actuaciones depende la sociedad, y afirmó esto por la siguiente reflexión: Qué pasaría si, un gerente corrupto le pide a su contador que realice algo incorrecto, y este en el libre arbitrio de su función le dice no, no puedo hacerlo, a pesar de la presión por los niveles de jerarquía y aunque se sabe que en condiciones normales, un empleado no puede desobedecer un mandato de su superior, sin embargo, si ese mandato es irregular, ilícito, incorrecto, es algo que le lleva a cometer un delito, creo que cualquier mortal por instinto de conservación, sabe qué debe hacer.

Por todo lo expresado es importante diferenciar: ¿cuál contador registra transacciones falsas sin sustento documental? ¿Cuál hace un asiento de adquisición del parque de Santo Domingo, sin que exista escrituras, y paga un precio por tal transacción, o a la vez contabiliza la construcción de un edificio, sin que tenga un solo documento de semejante inverosímil.  ¿Cuál contador acredita dinero en las cuentas de varios socios y luego, da reversas, deja en cero los saldos, quita, pone, vuelve a quitar, sin autorización de los titulares de las cuentas ni de nadie?  La respuesta es simple, ningún contador lo podría hacer, solamente un consumador, alguien que participó de un plan prediseñado para el engaño y que llevó su falsedad hasta tribunales, intentando engañar a las autoridades, consumando el fraude procesal. Un consumador de tal naturaleza, por más que contrate un defensor supermán, no puede pretender revolcarse en el lodo y salir limpio, por más caupolimán que lo defienda. (O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Comentarios sobre el IV Festival de Artes Vivas
Luego del desarrollo del IV Festival Internacional de Artes Vivas, lo primero que se me ocurre es asentir que, a…
Escrito por
‘Casus belli’ por la igualdad
¿Cómo empieza una guerra? Algunos dicen que con un disparo; una bomba; un estruendo. Cuando un país invade a otro,…
Hacia una filosofía de vida
Recuerdo, cuando estudiante, que en las primeras clases de filosofía nuestros maestros lo primero que nos enseñaban era el significado…
El rezago tecnológico de America Latina
El escritor ilustre, pensador profundo e innovador Oppenheimer Andrés, ocupa un lugar único en la prensa de las Américas y…
Escrito por
Siempre al asecho
El abuso de autoridad se siente a cada instante, a pesar de la proclamación de los derechos de igualdad, simplemente…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Diciembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Edición digital