18 / 08 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Daño irreparable e inexcusable

Valora este artículo
(0 votos)

 

Sandra Beatriz Ludeña

El titular de una noticia que me impactó dice: “La policía mata en EE.UU. a una persona sorda que no acató sus órdenes”, un “accidente” ocurrido el 22 de septiembre del presente año, y se da por un error de la policía de los Estados Unidos, al investigar un atropello en el Estado de Oklahoma, un agente de la policía, ve en las cercanías a un hombre en el patio de su casa con un tubo en la mano, y se acerca para interrogarlo, ordenándole que tirara el tubo y se echara al suelo.

En lugar de obedecer, este se levanta y se acerca, mientras los vecinos gritaban que era sordomudo. Los policías le dispararon varias veces hasta matarlo. Los testigos del incidente contaron que la víctima, quiso explicarles que no podía hablar, a través de los movimientos de sus manos, y que los vecinos si advirtieron con gritos que el hombre era sordo, sin embargo, la policía estaba concentrada en el peligro, y dispararon sin piedad. El hombre sordo, acostumbraba a llevar un objeto como bastón en sus manos para ahuyentar a los perros, a los que tenía fobia.

Esta breve reseña, habla de un craso error, dos policías cometen una injusticia y matan a un inocente, tan solo por no obedecer una orden de la autoridad, la misma que la ignoró por su condición de sordomudez. He traído el caso para analizar ¿cómo una persona que no escucha, y por lo tanto no captó la orden emitida y que ignora el peligro, puede cometer la infracción? su condición de sordera lo justifica. 

Análogamente, si una persona desconoce una realidad, ya que es extraño a esa realidad, y aunque por alguna situación es sospechosa de haber delinquido, pero, no existe prueba en su contra, ni condición de dominio, y jamás percibió a través de sus órganos sensoriales, la existencia de un riesgo no permitido, esa persona es inocente, su condición de extraña lo ratifica. 

Hacerle lo que se hizo con el hombre sordo, es atentar contra la seguridad;  J.T. Delos dice al respecto: “la seguridad es la garantía dada al individuo, de que su persona, sus bienes y sus derechos, no serán objeto de ataques violentos, o que si estos llegan a producirse, le serán asegurados por la sociedad, protección y reparación”.

En el caso que se analiza, los agentes de policía, deberán ir a tribunales para justificar si existían razones para abrir fuego. Sin embargo, aunque se demostrara que existió error, se ha cometido un daño irreparable. (O).

 

 

 

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
El respeto, por sobre todo, amigos visitantes!
 Esta Loja franciscana de por sí, es hospitalaria, con esencia solidaria y más dulce que manzana. Tempranito en la mañana…
Escrito por
La patraña del retorno a la democracia   
Huérfana de respaldo popular la oprobiosa dictadura militar que detentó el poder hasta 1979 y se la obligó a declinar…
El consumo de drogas en espacios públicos
Hace pocos días el Concejal Darío Loja Reyes promovió una reunión de trabajo con el propósito de debatir entre autoridades…
El poder de la inteligencia emocional
La inteligencia emocional, catalogada más importante que el cociente intelectual. Es con el corazón como vemos correctamente, lo esencial es…
Escrito por
Adolfo Bioy Casares, el inventor de fantasías
En el mundo literario, a Adolfo Bioy Casares se lo conoce como el inventor de fantasías del siglo XX. Nació…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Agosto 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Edición digital