21 / 07 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

Beneficio para los grandes poderes económicos

Valora este artículo
(0 votos)

El Señor presidente Lenín Moreno nos dio a conocer las medidas económicas que se tendrán que ejecutar, una vez más hizo hincapié que no existe la mesa servida, por ende, hay que tomar medidas económicas que logran beneficios para los grandes poderes económicos del Ecuador y perjudican ingresos al estado ecuatoriano.

Como ya es habitual el presidente, lanza una lista y nos introduce dos o tres caramelos para endulzarnos, sus medios de comunicación beneficiados sin hacer ningún análisis objetivo, logra posicionar grandes titulares que con el eco de los actores politiqueros llegan a la ciudadanía, en ocasiones no investigan y creen en lo expuesto dando por sentado las verdades a medias que nos dicen.

Recordemos de forma sucinta que; en las primeras “medidas” tomadas con apoyo político de quienes se opusieron a su candidatura y contrario al plan de gobierno que promovimos en la campaña como; la venta de activos estatales sea edificios, autos de lujo ¿cuánto se ha recaudado? la tan ansiada venta del avión presidencial ¿se lo ha vendido? reducción de salarios a nivel jerárquico superior del 10% ¿Cuánto se recauda con esta decisión? Tal parece que nos están gobernando con lo que muchos ciudadanos quieren escuchar y con un plan de gobierno de quienes perdieron las elecciones.

Ahora se toman nuevas medidas económicas, respaldada por sectores políticos que van recuperando sus privilegios “perdidos” en la década ganada del Ecuador, recordemos como lograron posicionar que estamos hasta el cuello de impuestos y que se debe bajar, hoy nos dicen bajamos impuestos y el ciudadano lo celebra sin ni siquiera reflexionar que los beneficios son para los grandes poderes políticos como por ejemplo eliminar la salida de divisas, la repatriación de capitales para inversión ¿qué pasa si traen capitales mal habidos y los “invierten” para convertirlo en capital lícito? Además de insistir en la eliminación de la ley de plusvalía, manejo del dinero electrónico y otros que logran desembocar en que ahora se retoman los beneficios para los grandes poderes económicos.

Sin embargo, como ya lo he mencionado por diferentes medios, existen grandes grupos del país que deben al estado alrededor de 2.260 millones de dólares, además de 4.000 millones que salieron a paraísos fiscales, a ello sumar las facturas por más de 2.000 millones en aduanas; todo esto frente a los 1.700 millones que intenta recaudar hay bastante diferencia.

Mientras se posicionan temas como estos, se despiden a ciudadanos de diferentes empresas públicas, se despide a servidores de diferentes carteras, se habla de nuevos modelos de empleos que pueden caer en la masificación de despidos, precarización laboral y otros. Más preocupante según lo dicen ciertos analistas, que aún no se hace la revisión de subsidios porque eso afectaría a la popularidad del presidente y esto afectaría a la consulta popular. Sin palabras… (O).

 

Lo último de Max Bladimir Iñiguez

Inicia sesión para enviar comentarios
Por el sendero de la luz: Plática con personeros del IESS de Loja
Un fenómeno social de singular importancia, acaeció en la vida política y social del país, con el cambio de gobierno;…
Tejedoras, tejidos y telares
Hoy como en otras ocasiones, rememoro el ejemplo de una tejedora, ella que con sus afectos y sus hilos hacía…
Lecciones que nos deja el mundial de futbol
Cuando nos esforzamos por aprender de la vida, toda ocasión nos proporciona lecciones que nos posibilitan mejorar nuestra vida personal,…
El lector es un atento caminante
Cuando uno lee siempre se viaja con alguien a través del pensamiento: son dos personas las que viajan, el lector…
Homenaje a Zoilita Calderón
Acá dejo unas breves líneas recordando los tiempos de escuelita, cuando éramos unas chiquillas, tuve la suerte de ser alumna…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Julio 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Edición digital