23 / 09 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Servicio solidario y voluntario

Valora este artículo
(0 votos)

¿Qué entendemos por servicio, solidaridad y voluntariado? Estas son preguntas muy pertinentes en países como el nuestro, donde recién se abren posibilidades de una normativa jurídica y políticas públicas orientadas a potenciar y desarrollar la producción, distribución y consumo solidario, como una alternativa de vida que se contrapone a las formas capitalistas, caracterizadas por ser socialmente insensibles propias de la globalización y la revolución tecno-organizativa del capital.  Hablo pues de una Economía Social y Solidaria, de un ambiente donde confluyen sinnúmero de actores sociales, organizaciones, movimientos, y elementos del sector público, dispuestos a elevarse por fuera de eficiencia y competitividad que excluye a muchos e incluye a pocos.

En sí, estoy refiriéndome a construcción social, por ello hay que reflexionar este nuevo entorno, pues la adaptación no es fácil, en condiciones donde el pensamiento neoliberal está  encarnado hasta en la clase popular, ni se diga en los organismos internacionales y dirigencias corporativas y políticas, este es un punto de inflexión, el más álgido de todos los tiempos, dicen un adagio popular que cuando el enfermo se está curando, debe cuidar la recaída, y nosotros podríamos ser propensos a recaer.

Por lo analizado, un sistema individualista, donde no cabe la solidaridad, menos servicio y donde la gratuidad es pecado capital podría significar la recaída y la muerte de una sociedad desastrosamente debilitada, esto significa una irresponsabilidad social extremista que instruye  a “sálvese quien pueda”.  Aunque las reglas económicas son puestas por los poderosos, es posible cambiar ese destino, donde se hace moldes de la producción para minorías.  Por ello, debo afirmar la posibilidad real, no tan utópica de vivir esa economía solidaria, que incluya comportamientos solidarios, sin que ello anule el individualismo, sino más bien efectiva potenciación de capacidades en un contexto de comunidades voluntarias, es decir: sociedad incluyente para todos.

La idea de servicio solidario y voluntario,  evita el riesgo  de que el “yo” se pueda enriquecer sin el prójimo, una lucha donde cooperamos, asumiendo lo público como patrimonio común.  Esto es construcción social, pero, no solo solidaridad de los colectivos populares particulares, sino un “nosotros” que nos concierna a todos. (O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
La firma de la traición
Los ciudadanos en cada acción que realizamos dejamos huella, al acudir a una institución pública o privada entregamos nombres completos,…
La terquedad del humano
La partidocracia ha degenerado cruelmente el buen accionar político al extremo de haber devaluado a límites insignificantes a la política…
Escrito por
La minería, momento álgido en el país
La minería es una de las actividades más antiguas de la humanidad, el hombre usaba algunos minerales para la fabricación…
Indefensión en el proceso penal
Hasta hace poco no conocía esta palabra, ni su definición menos su significado; ahora puedo decir que la comprendo, es…
Escrito por
La austeridad es más importante que la vida para el MSP
Adalilumar es el nombre de la medicina con la que se salva las vidas y se alivia los pesares de…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Febrero 2015 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28  

Edición digital