17 / 01 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

El festival de Artes Vivas en Loja

Valora este artículo
(0 votos)

Vivir un festival es ventura, los ojos se congratulan con la existencia, los sentidos ni se cuenten fuera del éxtasis, más hoy que la cultura ha experimentado cambios drásticos, por extrañas formas de creación e intervención artística, es así, que debemos estar a la altura, formar la mirada, ser parte de esos públicos críticos, que de una manera disfrutan, pero, de otra, también valoran, y digo esto pues se avecina un gran evento para nuestra querida ciudad, el “Festival Internacional de las Artes Vivas”.

Para vivir un festival debemos estar preparados, ya que es evento con carácter propio, por sus programaciones artísticas permanentes o periódicas, son sostenidas con un mínimo de eventos artísticos en distintos espacios y tiempos; estos certámenes son propicios para la promoción, difusión, y ponen a disposición las artes para el disfrute de los sentidos humanos, sirviendo para la comprensión del arte y su valor simbólico.

Mientras que, las Artes Vivas son el contacto directo entre el artista, sus expresiones de arte y el público, sin embargo, hay una riqueza inusual en este tipo de artes, ya que es amplio y heterogéneo el conjunto de iniciativas que se expresan como artes vivas, siendo el fruto de hibridaciones, tanto de artes escénicas con plásticas o visuales, o con oratoria, y pueden ser variadas las combinaciones, donde participan la música, cine, arquitectura, antropología, literatura, filosofía; entre otras; produciendo sinnúmero de expresiones. Estas caracterizaciones híbridas resisten a las categorías del arte tradicional, y son arte alternativo, que conllevan a ensanchar la consciencia del público que es impactado con sus expresiones. 

La influencia es innegable, como innegable es que ahora Loja periférica, (como fue catalogada por quienes  son contrarios a que un Festival de tal trascendencia, tenga sede en una capital cultural como lo es nuestra ciudad), hoy, tiene la oportunidad ante los ojos (y corazón), de transformarse, pues vienen momentos de grandeza, tal como manda el decreto Nº 1416 expedido por el presidente Rafael Correa, el 28 de mayo de 2017; concediéndonos el privilegio de que una gran producción artística internacional esté al alcance de la mano, como un obsequio del mundo para los ecuatorianos. No podemos sino, disponernos al disfrute y exclamar ¡Qué ventura! Pienso que después este festival, Loja no será la misma. (O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Medellín, cincuenta años después
Con motivo del cincuentenario de la Conferencia de Episcopado Latinoamericano celebrada en Medellín, la Pontificia Universidad Católica de Chile ha…
Muñequeo político y falsas señales
Empezaré por reconocer mi extrema ingenuidad y que esta opinión está llena de obviedad al respecto, es así que, sin…
Los desafíos de la Consulta Popular
Una Consulta Popular es una oportunidad que se le da al pueblo para que se pronuncie sobre asuntos de interés…
Abandono doloroso
Poco nada se decirte y si digo es poca cosa más color tiene la rosa que pretende malherirte. Nada rima…
Escrito por
Alejandro Carrión
Alejandro Carrión (1915 - 1992), ilustre poeta, novelista y periodista lojano, 18 de noviembre de 1979, en la Asociación de…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Enero 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Edición digital