22 / 11 / 2017

Archivo Loja, Ecuador

Leer es leerse a sí mismo

Valora este artículo
(0 votos)

Cuando el autor termina de escribir un texto y este sale a luz pública, él guarda un profundo silencio para que el texto hable por su cuenta y le dé sus mejores razones a un lector que está dispuesto a dialogar, a encontrarse de tú a tú con ese texto que espera ser atendido y valorado significativamente.

El autor ya no influye en el diálogo que su texto tiene con el lector. Debe dejarlo decir lo que le sea factible expresar. Es el lector el que recepta ese fluir que el texto emite y que el lector se apropia de esa realidad. Ahora ya no importa tanto quien lo escribió sino quien es el que lee ese texto. El texto tiene un destino dialógico dependiendo de quién es el lector. Cada lector sabe cómo aborda al texto. Se trata de “un sujeto que se abre frente al tú que en el texto es un lector que puede recibir al otro y al mismo tiempo dar de sí lo mejor en ese encuentro” (Pradelli, 2013, p. 54).

Leer, en efecto, debe ser un encuentro de gozo, en donde el texto da de sí lo que tiene, y sobre todo lo que puede extraer el lector en medio de ese silencio mental que dice mucho, que siente lo suficiente como para sentirse afectado. Siempre hay que pensar en qué estado quedo como lector de un texto determinado y cómo actúo, cómo respondo a la realidad a la que pertenezco después de haber leído, de haber dialogado a profundidad y con gusto y hasta con preocupación por lo que acabo de empaparme en ese diálogo fructífero, ameno, sincero, en el que me descubro personalmente.

Cuando leo salgo a escuchar lo que me dice el texto y pienso encontrar muchas cosas que el autor expuso en su texto, pero la sorpresa es que antes que encontrar lo que el otro me dice, me encuentro a mí mismo. “De alguna manera, leer es leerse a sí mismo, y las lecturas que hacemos de distintos textos son interpretaciones que construimos, en primer lugar, sobre nosotros mismos” (Pradelli, 2013, p. 56). 

Si el libro no nos gusta no hay disfrute y por tanto no sentiremos su cercanía, peor el hecho de encontrarnos a nosotros. Solo si se desarrolla el poder de reflexión, es posible el encuentro con uno pero siempre a partir de nuestros intereses lectores, desde la cercanía y atracción del texto. Por lo tanto, solo desde el disfrute y más que todo desde el buen entendimiento del tema es cuando “los libros nos hablan en silencio; llaman nuestra atención del modo más sutil. Por ello, no vale la obligación. Lo que cuenta es la seducción” (Argüelles, 2014, p. 28).

Desde el poder de la seducción, es decir, desde la atracción más sentida, desde el coqueteo que el libro le engendra al lector sí es posible leerse a sí mismo; y para ello no hace falta leer cantidad de libros. “Pocos libros; ni siquiera se necesitan muchos, porque la lectura no es asunto de implantar marcas mundiales, sino de gozar, de disfrutar, de hallar placer y contento en lo que se lee” (Argüelles, 2014, p. 28).  Si esto es así, la seducción está consumada, y la reflexión, el diálogo, el encuentro profundo nos encaminará a la obtención de la sabiduría, la cual solo será posible si se la obtiene pensando inferencial y críticamente.

En este sentido, el texto es una fuente de la que todo puede surgir, sobre todo el hecho de que el lector pueda leerse a sí mismo para encontrarse consigo y con el mundo; aunque para ello, por supuesto, haya que meterse a fondo en el mundo del texto para encontrar mi propio mundo, sentirlo, valorarlo, y ante todo para saber cómo respondo a ese mundo después de haber leído con tanto deleite, con tanta atracción, y de manera especial, con esa subjetividad tan propia que en el acto de leer, cada lector la crea y la recrea a su manera para encontrarse a sí mismo. (O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Lugares de Literatura
Una de las posibilidades que tienen los escritores al momento de redactar una obra es la de recrear lugares reales…
Envejecer con dignidad
El nombre es lo de menos: Adulto mayor, tercera edad, vejez, senectud…Lo cierto es que estos nombres se refieren a…
Leer y comprender es una tarea personal y social
El uso adecuado de la lectura provoca cambios profundos en el lector y por ende en la sociedad, dado que…
Loja y su calidad humana
Loja se viste de fiesta. Con la inauguración del Festival Internacional de Artes Vivas de Loja en su segunda edición…
La mente y el corazón humano
La coerción, represión y persecución, son actitudes, extremadamente sofocantes, que provocan una natural reacción de supervivencia a la inversa, que…

Noticias por día

« Noviembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Edición digital