23 / 02 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

La mente y el corazón humano

Valora este artículo
(0 votos)

La coerción, represión y persecución, son actitudes, extremadamente sofocantes, que provocan una natural reacción de supervivencia a la inversa, que cuando se han colmado, actúan en contra de sus ejersores; la cultura más eficaz congratulante, para obtener la lealtad y la seducción de los demás, es eficazmente granjearse la sumisión psicológica de los individuos, debilitando la resistencia y adversión, para obtener las emociones y de todo ello que ellos más valoran; ello significa una adhesión, del corazón y la mente hacia los propósitos que usted desea plasmar.

La opresión con el tiempo genera emociones adversas, negativas en el corazón de los oprimidos, este resentimiento se convierte en odio; entonces obviamente, el opresor se volverá nervioso, paranoico y defensivo y, en su potencial dictatorial, será más cruel y perverso; porque el ejercicio de la fuerza solo incrementa la resistencia; la crudeza de la impiedad solo redunda en doblegar al tirano; cuando los gobiernos represores y tiranos, solo ven a los hombres como una masa amorfa, soslayando la verdad de que son humanos pensantes y libres, cuyos derechos y libertades están impregnadas en su piel y mente, que odian la hostilidad, y ser invulnerables a la persecución, a la opresión y abusos de los regímenes de odio, destrucción paranoica, entonces se genera la rebelión, el desacato y la desobediencia general.

La percepción humana, su esencia del intelecto y la agudeza de sus sentimientos, son radicalmente proclives a compartir el deseo ferviente de ser respetados, queridos y reconocidos, de vivir en un mundo de paz, de anhelos y prosperidad, cobijados con el manto de la libertad, equidad y justicia, solo así se despejarán las hogueras del descontento y se instaurará un ambiente de afectos y comprensiones, únicos aliados inevitables  para el surgimiento de la voluntad, sin dejar huellas desagradables de violencia, que solo conducen al exterminio, al genocidio y a las tenebrosas, sombras, como fruto siniestro de la coerción, la represión y a persecución. (O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Lo que escribes
”Adelaida Falcón, una maestra caraqueña, fallece tras una larga enfermedad. Su hija Adelaida, de treinta y ocho años, no tiene…
Escrito por
Desconcierto y parálisis en la actividad económica
En medio de la permanente barahúnda en que se debate la humanidad, por los diarios reclamos ciudadanos a los gobiernos…
Escrito por
Faltan pruebas esenciales señor Gobierno
Para ingresar al sistema educativo nacional, el Ineval se ha inventado la herramienta “Quiero ser maestro” que no es otra…
La muerte violenta está en todas partes, transita por las calles
Confesamos que dolor e impotencia nos causa una serie de accidentes de tránsito, que hoy por hoy, no hay día…
Gestionando por decretos...
Cuando era un joven estudiante de Liceo, solían contarnos una historia que se titulaba ‘Mensaje a García’. En líneas generales,…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Diciembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Edición digital