18 / 06 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Una Navidad especial

Valora este artículo
(0 votos)

Para celebrar la Navidad no debemos tener los puños cerrados por el egoísmo, sino unas manos abiertas y generosas para compartir. No debemos tener los brazos cruzados por la pereza, sino unos brazos activos para acoger y servir a los demás. No debemos tener los pies inmovilizados por nuestra egolatría, sino unos pies dispuestos a caminar presurosos al encuentro con el prójimo.

No debemos tener los ojos cerrados por el egocentrismo, sino unos ojos abiertos, para ver quién nos necesita. No debemos tener los oídos obstruidos por la indiferencia, sino unos oídos abiertos, dispuestos a atender a quien quiere ser escuchado.

No debemos tener la lengua dispuesta para murmurar, ofender, calumniar, o difamar, sino para dirigir una palabra portadora de verdad, sabiduría, fe, esperanza y amor.

No debemos tener un corazón enfermo de rencor, odio y sed de venganza, sino un corazón sanado por el perdón y la misericordia infinita de Dios. Navidad es limpiar el pesebre de nuestro corazón para que se constituya en el sagrario donde pueda nacer el Niño Dios. Un corazón vengativo es como la posada que se le negó al Niño Dios, en la fría noche de Belén.

No debemos dar lo que nos sobra o estorba, sino aquello de lo que nos duele desprendernos. No debemos hacerlo sólo a través de regalos materiales, sino a través del regalo de nuestro mejoramiento de actitud frente a los demás, siendo más humanos, solidarios, sensibles y misericordiosos. 

No debemos mirar sólo lo que recibimos en estos días, sino agradecer aquellos detalles de amor y comprensión que se nos ha dado durante todo el año. No debemos hacerlo con elementos extraños, sino con el Pesebre de Belén en el que se revela el Misterio de la Encarnación del Hijo de Dios, el acercamiento entre la divinidad y la humanidad.

Para celebrar la Navidad no debemos usar el ropaje de la hipocresía, sino revestirnos con el traje de la transparencia, siendo sinceros en nuestros sentimientos. Que en Navidad y durante el año nuevo se note nuestra sinceridad y transparencia, no nuestra hipocresía.  

Esta será una Navidad especial. Para celebrar no debemos tener un corazón endurecido por la violencia, sino una gran sensibilidad ante la ternura de Dios, recostada en el Pesebre. Que la ternura de Dios, manifestada en el humilde escenario del pesebre, toque las sensibilidades más íntimas de nuestro corazón, para que seamos respetuosos de la vida, de los derechos de los demás. Para celebrar la Navidad debemos aprender la dura lección que nos deja Emilia Alejandra.

Emilia Alejandra emprendió tempranamente su vuelo al Cielo, para ir al encuentro del Niño Jesús. Ella es el precioso ángel que nos traerá en sus brazos al tierno huésped del pesebre, en la Noche Buena. Inolvidable Emilia Alejandra, tu llanto es el grito que conmovió al Cielo, Dios, la Virgen María, los ángeles y los santos salieron a tu encuentro, enjugaron tus lágrimas y te acogieron presurosos en su regazo. Tú celebrarás la Navidad con el Niño Dios, en el Pesebre Celestial.

Perdónanos Emilia Alejandra por haber constituido una sociedad violenta, que no supo respetar tus derechos a la vida y a la ternura. Querida Emilia Alejandra, tú, en lugar de reprendernos como nos merecemos, nos miras con dulzura como lo hace el Niño Jesús; eres el esplendoroso candelabro que nos trae la luz de la Navidad, para iluminar nuestro camino y transformarnos en una sociedad de hijos e hijas de Dios, donde nos respetemos, donde reine la paz como fruto de la justicia, como fruto del amor a Dios y al prójimo. (O).

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Alas Rotas
“Alas Rotas” es otra obra del poeta, narrador y pintor libanés Khalil Gibran. No es otra cosa que la metáfora…
Escrito por
La legitimidad del poder
 Hace poco terminamos un ejercicio más de "democracia", donde pudimos elegir nuevas autoridades que nos representen tanto en la Prefectura…
Contracaras de las luchas de género
El destino de la mujer es sin duda una preocupación del gobierno, pues, en ella descansa no solamente la misión…
Escrito por
Eloy Alfaro, el General de las Derrotas
Este 5 de junio se cumplieron ciento veinte y cuatro años de uno de los sucesos políticos de mayores proyecciones…
Escrito por
El profeta
Luis Antonio Quizhpe Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. El Profeta es una obra narrativa de Khalil Gibran, filósofo, poeta, narrador y pintor, quien nació…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Mayo 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Edición digital