21 / 05 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

Los desafíos de la Consulta Popular

Valora este artículo
(0 votos)

Una Consulta Popular es una oportunidad que se le da al pueblo para que se pronuncie sobre asuntos de interés común. Se le consulta al pueblo a través de preguntas cuyas respuestas mayoritarias implicarán enmiendas constitucionales o legales, que pueden incidir positiva o negativamente en la institucionalidad del Estado; por lo tanto, una Consulta Popular debe ser tomada en serio, con responsabilidad ciudadana, con espíritu cívico-patriótico, porque de las respuestas que demos en las urnas, depende el presente y futuro del país. La Consulta Popular que se nos ha planteado en esta ocasión, contiene 7 preguntas que implican enmiendas constitucionales y legales de trascendental importancia para los ecuatorianos. 

Para responder a estas 7 preguntas con responsabilidad ciudadana se debe hacer un análisis, no sólo del contenido de cada una de ellas, para saber con exactitud qué es lo que se nos pregunta, sino también analizar los anexos explicativos, con el fin de estar claros de las implicaciones que tendrá la respuesta positiva o negativa que vayamos a dar. En tal virtud, decir tan precipitadamente “yo voy a votar 7 veces sí o 7 veces no”, significa que no estamos tomando en serio la Consulta Popular y estamos convirtiéndola en una oportunidad para manifestar nuestro respaldo o rechazo a quien nos plantea la consulta. Si un gobierno plantea una Consulta Popular con la subyacente intención de sondear el nivel de respaldo que tiene en el pueblo, por lo mismo no debemos caer en esta trampa política y tenemos que darle una respuesta en función de cada pregunta planteada. Un gobierno debe ganarse el respaldo popular a base de trabajo honesto, responsable, eficiente y eficaz; no a base de consultas electorales manipuladas por campañas persuasivas.

Hay voces que se están pronunciando en el sentido de que esta Consulta Popular es para darle un rechazo al expresidente de la República y un respaldo al actual Presidente, o viceversa. Por favor, no caigamos en esa ingenuidad porque no nos lleva a nada positivo para el país. Recordemos lo que nos sucedió en la consulta popular del año 2011, cuando ganó el Sí en las 10 preguntas, porque el pueblo se dejó seducir por la campaña electoral orquestada desde el oficialismo. ¿Realmente todas las preguntas fueron trascendentes, relevantes para el presente y futuro del país? ¿Qué ganamos como país al haber prohibido los juegos de azar, si no castigamos a los responsables de las instituciones financieras que vienen estafando a los ahorristas, o a quienes violan los derechos del consumidor a base de engaños publicitarios? ¿Qué saldo positivo tuvimos como país al haber prohibido los espectáculos públicos que impliquen la muerte de un animal, si seguimos divirtiéndonos viendo cómo se masacran dos seres humanos en un ring de boxeo? ¿Tiene lógica esto? ¿Es este un país de ciudadanos inteligentes?

La experiencia electoral del 2011 debe llevarnos, en la nueva consulta popular, a reflexionar en el verdadero alcance de cada pregunta, con el fin de visualizar, así mismo, el verdadero alcance de la respuesta que vamos a dar. No nos dejemos arrastrar por las campañas electorales a favor del Sí o a favor del No, para no caer una vez más en lo mismo de siempre. Con la experiencia que nos va dejando la participación ciudadana en procesos electorales, confiemos menos y dudemos más; creamos menos y analicemos más; sintamos menos y pensemos más. No votemos por afectos o desafectos hacia los políticos, pues ellos no son lo importante; lo que debe importarnos es la patria, el presente y futuro del país, un horizonte esperanzador para las presentes y futuras generaciones. La consulta popular nos plantea no solo 7 preguntas, sino el desafío de analizarlas en sus fundamentos legales y políticos; el desafío de pensar en las respuestas que debemos dar; el desafío de tomar decisiones inteligentes y de ayudar a otros a discernir con claridad, para que asuman este proceso electoral con la responsabilidad ciudadana que la situación del país demanda. (O).

Inicia sesión para enviar comentarios
“Botella al Mar”: Hablando de meritocracia
Es real que la meritocracia no se ha implementado en el país, más allá de que el anterior Gobierno y…
Escrito por
¿Qué debe hacer Loja para que se le escuche?
2017 y 2018 han transcurrido sin que el gobierno haya por lo menos anunciado alguna obra de envergadura para la…
La contemplación del conocimiento
Si no hay una acción reflexiva a partir de lo que se comprende cuando se lee un texto determinado, muy…
Botella al mar: Ordenanza mostrenca
El Cabildo se apresta una vez más a suscribir una Ordenanza que no guarda relación con la justicia y el…
Influencia intelectual en el desarrollo
Si al traer a compartir un tema me impulsan ciertas motivaciones personales, también, es preciso expresar que busco ante todo…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Junio 2016 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Edición digital