20 / 08 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

La desvalorización del pensamiento

Valora este artículo
(0 votos)

El pensamiento libre y formado es el sustento de todo ser humano y de quienes hacen opinión y rendición de cuentas de la gestión cumplida por un mandato popular; no obstante, esta se ha desvalorizado, producto del mal ejemplo de las sabatinas que, con dinero del pueblo ecuatoriano, Correa convirtió este proceso en un “show mediático” orientado a la figuración de su egolatría y a la denostación ciega, sin sustento valedero y oprobiosa en contra de sus detractores o del mismo pueblo que lo ha cuestionado.

Hoy no se investiga, no se fundamenta, no existe un criterio basado en hechos contextualizados, menos aún, se verifica aquello que comenta un medio de comunicación o un líder de opinión. Lo que escuchamos, vemos y leemos, en muchos casos, es una repetición adecuada al pensamiento del crítico… en función de su morbo-dependencia intelectual; Correa les enseñó a sus seguidores a repetir el mismo discurso, quizá mal interpretando aquel mensaje de “la carta a García”.

Caso similar se evidencia en los representantes de elección popular, ellos navegan con su discurso a la corriente del capataz de turno, a la construcción de su imagen para las próximas elecciones o la sumisión irrestricta de quien ejerce su patria potestad política, de la que nunca podrán emanciparse porque son esclavos del poder y obsecuentes seguidores de la acción represiva y totalitaria de su mentor.

 Esta dura realidad hay que cambiarla, ser auténticos, criticar con fundamento, disentir con objetividad y utilizar la palabra para educar, para construir un pensamiento popular altivo y soberano. Hay que ser rebeldes, pero con responsabilidad, construir un pensamiento propio en función de su auto preparación intelectual o desde la academia, pero intentar ser una copia mal hecha de su mentor, cacique o caudillo, es cavar su propia tumba politiquera de la que está comprobado no existe resurrección que los libre del escarnio popular.

 La palabra debe ser revalorizada y su mensaje auténtico, que evidencie lo que pensamos y que diga lo que sentimos, todo esto basado en una acción reflexiva, que a la hora de opinar o tomar partido por algo, sepamos con absoluta responsabilidad, sustentar nuestro criterio en función de la verdad y cumpliendo el mandato recibido en las urnas; cuando nos alejamos de este principio básico de lealtad para con el mandante y con nuestros propios ideales y fundamentos ideológicos, simplemente estamos descendiendo al plano de sumisión política y renunciando a nuestra libertad de pensamiento y acción.  

 La opinión bien sustentada… construye, la palabrería y la figuración… convulsionan la sociedad.  Hagamos uso correcto de la palabra y seamos responsables a la hora de opinar, un criterio bien sustentado, nos permitirá construir una sociedad bien informada; para que esto suceda les deseamos: …buen viento …y buena mar. (O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Al caminante y al peregrino
La rutina se interrumpe cuando llega la tragedia, el tradicional movimiento de la parroquia El Cisne cambió radicalmente, el ir…
La literatura como reflexión de la historia
Existen numerosas posiciones respecto de la función que cumple el arte en la vida cotidiana de la gente y en…
Escrito por
¡Las vacaciones!
Si hay algo que verdaderamente alegra el espíritu de la ju­ventud estudiosa, son las etapas vacacionales establecidas por el Ministerio…
Los quipus de la historia andina
Antes que la región andina sea colonizada e incluso antes que nazca para los occidentales el nuevo continente, la civilización…
Pensar antes de hablar: los tres tamices de Sócrates
La historia de la filosofía registra que en la antigua Grecia, Sócrates tenía una gran reputación de sabiduría. Un día…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Agosto 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Edición digital