17 / 08 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

El segundo caminante de María Celeste

Valora este artículo
(0 votos)

 

El nuevo libro de cuentos de autoría de María Celeste Torres Córdova, hace alusión a sus nombres; pues, ha decido bautizarlo con el título de María y la magia de los cuentos celestes 2. Emociona saber que a sus quince años (2017) haya producido ya su segundo libro de cuentos. María Celeste ha hecho de la literatura una pasión, una fuente de humanismo, de gracia y de una manifestación personal muy sentida para encarar la vida desde una propuesta motivante, subyugante, arrolladora por la fuerza emotiva, diáfana, transparente, sencilla y al mismo tiempo cuestionadora de las costumbres que los humanos hemos logrado crear, a veces desde el ángulo de nuestra bajas pasiones y malsanas actitudes contra el prójimo.

Cada uno de sus 35 cuentos que conforman este sabroso libro nos dan cuenta de su alma de niña, de adolescente, pero también de una mujer pensante, madura a su edad, cuya característica narrativa  la va construyendo desde una condición analítica, reflexiva y con referentes de su propia condición de feminidad: su hablar, su decir, su sentir, su emocionarse, pero ante todo su profundo razonar para la creación de una historia decidora y elocuente en cada cuento, y en cuya ficción consta la más palpable realidad humana con un ambiente abierto para el día y para la noche, para la vida y para la muerte, para la tristeza y el dolor, pero también para la alegría y, sobre todo, para la felicidad más sentida, que es una de las tónicas de su efervescencia narrativa.

En efecto, cada cuento tiene su propia carta de presentación, su natural existencia. El bautismo que le concede a cada uno de ellos es único, producto de su más plena satisfacción narrativa. Como dice la escritora francesa Marguerite Duras: “Todo escribe a nuestro alrededor, eso es lo que hay que llegar a percibir”. Y así procede María Celeste: sabe percibir la realidad de cada cosa, y sabe que al percibirla, al captarla con su alma fina de niña sensible, es posible escribir todo lo que a su alrededor le provoque una fuerte  sensación de que allí algo bulle para decirlo con una atinada solvencia y desde unas condiciones narrativas que se prestan para que el lenguaje fluya desde su más sana convicción de propagador de ideas que se construyen según el lector logre crear una exquisita atención, intención e interpretación de impacto emocional.

Esto quiere decir que el lector debe lograr la construcción de su propia interpretación, y cuando lo hace es porque la autora ha logrado que cada lector se dé cuenta que necesita de las verdades de la literatura, es decir de la ficción que, como ninguna otra realidad viviente, sirve “para situar la obra en un escenario, en un contexto que nos permita comprenderla mejor”, tal como lo señala el crítico inglés John Sutherland.

En tal virtud, este libro juvenil de María Celeste se enmarca en algunos parámetros narrativos que hacen de su friccionar una verdad contundente: el manejo de algunos registros de la oralidad, el tratamiento poético que portan una serie de nombres extrañamente atrayentes, el retoque mágico de ciertos pasajes, el diálogo profundamente humano de ciertos animales que aparecen enmarcados dentro de una fugaz presentación narrativa, la intención axiológica de una serie de valores humanos: la solidaridad, el medio ambiente, la armonía, la felicidad, el sacrificio, el diálogo y la actitud didáctico-moralizante-educativa de casi todos los cuentos.

Y, sobre todo, esa vocación para la felicidad a partir de la moraleja que en calidad de sentencia propone María Celeste, en cada cuento que concluye desde una adecuada ambientación descriptiva de la naturaleza y con la sana intención moral de hacer aparecer a los personajes animales como buenos y a los humanos como malos, hacen de este conjunto de relatos una marcada propuesta de una tierna inteligencia creadora, en cuya verdad narrativa fluye la más discreta reflexión y divertida manifestación de lo humano.(O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Al caminante y al peregrino
La rutina se interrumpe cuando llega la tragedia, el tradicional movimiento de la parroquia El Cisne cambió radicalmente, el ir…
La literatura como reflexión de la historia
Existen numerosas posiciones respecto de la función que cumple el arte en la vida cotidiana de la gente y en…
Escrito por
¡Las vacaciones!
Si hay algo que verdaderamente alegra el espíritu de la ju­ventud estudiosa, son las etapas vacacionales establecidas por el Ministerio…
Los quipus de la historia andina
Antes que la región andina sea colonizada e incluso antes que nazca para los occidentales el nuevo continente, la civilización…
Pensar antes de hablar: los tres tamices de Sócrates
La historia de la filosofía registra que en la antigua Grecia, Sócrates tenía una gran reputación de sabiduría. Un día…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Agosto 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Edición digital