23 / 07 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

En búsqueda del sujeto social

Valora este artículo
(0 votos)

Hace tiempo habitaba en Loja, pequeña ciudad de la sierra ecuatoriana, las calles eran de tierra y en pequeños tramos empedradas o adoquinadas, teníamos algo así como mercados, uno llamado “Central” y otro de “San Sebastián”. En la ciudad había unos pocos comercios con productos traídos de Guayaquil  y la capital y en los barrios, pequeñas tiendas de los emprendedores de ese momento. La ciudad se confundía con el campo, no era extraño ver casas rodeadas de extensas zonas de terreno delimitadas con cercos de alambre de púas, en esos predios se hacían huertos familiares, y recuerdo que, yo ayudaba a cosechar arvejas, porotos, habas, papas entre otras ilusiones de mi madre, que se juntaba con otros vecinos para compartir, tierra, semillas y trabajo.

Más, las cosas han cambiado, el pueblo aquel ha quedado en los recuerdos. Hoy el mundo urbano y global nos ha transformado, de esa misma forma, existe una nueva ruralidad, donde predomina la pruriactividad, ni siquiera se puede decir, que en el sector rural los hogares se dedican exclusivamente al trabajo agropecuario.

Al hacer consciencia de todo esto, vemos ante los ojos y corazones, la crisis de la izquierda política apuntando hacia mutaciones peligrosísimas que amenazan con entregarnos un fenómeno abominable, en categorías políticas no identitarias, y en la Asamblea Nacional se gestan propuestas que enseñan a perfectos proletaristas, obrando hacia legislaciones no favorables para los trabajadores.

Si bien es cierto, las comodidades de la modernidad nos seducen, sin embargo, cuanto nos alejamos de los ideales, así las expectativas de los ecuatorianos de mayo del año 2017 son  diferentes a las de hoy. Para ese momento buscábamos conocer ¿qué pretendía el gobierno para solucionar los problemas sociales y la falta de participación social y política?, así mismo ¿qué se haría para la construcción de una sociedad no discriminatoria y de un Estado incluyente y democrático. Ahora, ni siquiera cabe el asombro, solo un profundo temor, porque el ser social está desapareciendo.

Aún vivo en Loja, pero no en la misma Loja, creo que aún estamos en búsqueda del sujeto social, pero las propuestas políticas no son sólidas ni articuladas, ya no logro reconocer el pueblo de antes, menos al ser solidario y humano. El paisaje del urbanismo ha cambiado como el del alma lojana y así el sujeto social se está perdiendo.(O).

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Por el sendero de la luz: Plática con personeros del IESS de Loja
Un fenómeno social de singular importancia, acaeció en la vida política y social del país, con el cambio de gobierno;…
Tejedoras, tejidos y telares
Hoy como en otras ocasiones, rememoro el ejemplo de una tejedora, ella que con sus afectos y sus hilos hacía…
Lecciones que nos deja el mundial de futbol
Cuando nos esforzamos por aprender de la vida, toda ocasión nos proporciona lecciones que nos posibilitan mejorar nuestra vida personal,…
El lector es un atento caminante
Cuando uno lee siempre se viaja con alguien a través del pensamiento: son dos personas las que viajan, el lector…
Homenaje a Zoilita Calderón
Acá dejo unas breves líneas recordando los tiempos de escuelita, cuando éramos unas chiquillas, tuve la suerte de ser alumna…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Julio 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Edición digital