27 / 06 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Debate político-ciudadano

Valora este artículo
(0 votos)

Se aproxima la campaña electoral y es necesario incentivar a los candidatos para que debatan con los electores; que sea el ciudadano común, el protagonista de este importante recurso periodístico e identifique a través del mismo a quién entregará su mandato. El debate es un instrumento de comunicación idóneo para dilucidar un determinado tema con dos propuestas diferentes, esto lo convierte en polémico y de gran interés, más aún, si el mismo se ejecuta en una promoción electoral como la que está en marcha.

Pero más allá de la polémica, el debate se vuelve ilustrativo y un instrumento que permite destacar el conocimiento, principalmente, y los diferentes recursos intelectuales de: oratoria, habilidad lingüística y excelente destreza a la hora de manejar correctamente el lenguaje. Sin embargo, habrá algunos que aún mantengan en su mente o en su lenguaje, la procacidad, la diatriba y la verborrea del pasado.

 En el debate se deben emplear argumentos sólidos, tesis debidamente contrastadas, ser proactivos y sustentar sus ideas en hechos perfectamente identificables, de lo contrario, el expositor caerá en la demagogia y su último recurso será la dubitación, la evasión y la alteración de su temperamento.

Quien acude a un debate político serio y debidamente estructurado, tiene la oportunidad de emplear algunos recursos como: a) sólida concepción política, destacando los principios, el ideario partidista y la filosofía que proyectará en el desempeño del ejercicio público; b) conocimiento sólido y amplio, este se constituye en el eje vertical sobre el cual desarrollará su propuesta respecto del tema planteado; y, c) solidez de su lenguaje a la hora de coordinar ideas, tesis, propuestas y soluciones a lo largo del debate.

Los participantes que se apartan de estos lineamientos, emplearán otros recursos: la demagogia, la repetición de una misma idea sin sustento sólido, la exaltación de su personalidad basada en hechos pasados, inclusive, la adjetivación incorrecta y la denostación de su contertulio, con lo cual evidencia mediocridad y carencia de conocimiento así como falta de probidad y transparencia.

Promovamos los debates bajo líneas coincidentes a las expuestas en este artículo y podremos encontrar en el amanecer de esta precampaña electoral a los verdaderos candidatos que poseen estos y otros  recursos mínimos para poder entregar al electorado una propuesta seria, viable y que beneficie a la gran mayoría de lojanos; solo ahí podremos materializar nuestro eslogan de campaña que dice: los lojanos no votamos, los lojanos decidimos; para que esto suceda les deseamos: …buen viento …y buena mar.(O).

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Conocer a Anna Julia
El amor, la ilusión, incertidumbre y emoción de conocer al primer nieto, motivó un viaje que cambiaría mi vida por…
Escrito por
Hace 40 años colapsaron los partidos Conservador y Liberal
 El Partido Conservador representaba desde el siglo XIX los intereses de los latifundistas de la sierra, con una ideología feudal,…
Entender al otro diferente
Entender al otro diferente es una misión destinada a todos, pues estamos para realizarlo, sin embargo, no siempre se consigue.…
El gobernante ideal
En el año 2030 el Ecuador cumplirá 200 años de vida republicana, un magno acontecimiento que no solo debe ser…
Escrito por
¡Campeones!
Este mes de junio se inició con días felices para el deporte ecuatoriano: el domingo 2, Richard Carapaz, se coronó…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Junio 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Edición digital