16 / 11 / 2018

Archivo Loja, Ecuador

Pensar antes de hablar: los tres tamices de Sócrates

Valora este artículo
(0 votos)

La historia de la filosofía registra que en la antigua Grecia, Sócrates tenía una gran reputación de sabiduría. Un día vino alguien a encontrar el gran filósofo, y le dijo: ¿Sabes lo que acabo de oír sobre tu amigo? Un momento, –respondió Sócrates–, antes de que me lo cuentes, me gustaría hacerte una prueba, la de los tres tamices. ¿Los tres tamices? Sí, -continuó Sócrates–, antes de contar cualquier cosa sobre los otros, es bueno tomar el tiempo de filtrar lo que se quiere decir. Lo llamo el test de los tres tamices. El primer tamiz es la verdad. ¿Has comprobado si lo que me vas a decir es verdad? No, sólo lo escuché. Muy bien. Así que no sabes si es verdad. Continuamos con el segundo tamiz, el de la bondad. Lo que quieres decirme sobre mi amigo, ¿es algo bueno? ¡Ah, no! Por el contrario. Entonces, -cuestionó Sócrates- quieres contarme cosas malas acerca de él y ni siquiera estás seguro de que sean verdaderas. Tal vez aún puedes pasar la prueba del tercer tamiz, el de la utilidad. ¿Es útil que yo sepa lo que me vas a decir de este amigo? No, en serio. Entonces, -concluyó Sócrates–, lo que ibas contarme no es ni cierto, ni bueno, ni útil; ¿por qué querías decírmelo?

En estos tiempos de tanta convulsión social, resulta imprescindible poner en práctica la prueba de los tres tamices que propone Sócrates, desde dos aristas: Cuando nos vayan a decir algo y cuando seamos nosotros los que intentamos decir algo.

La difusión de chismes y rumores respecto de una persona o de una situación concreta, jamás tiene una buena intención y tampoco nos conduce a resultados provechosos, pues es la espina a partir de la cual se van a emitir prejuicios, juicios, críticas, especulaciones, vejámenes e inclusive, se desata una cadena de información distorsionada. Cuando cuestionamos a una persona sin saber si lo que nos dijeron tiene altas dosis de verdad, bondad y utilidad, nos convertimos en una clase de infames justicieros y ridículos verdugos. Como diría Cervantes: ¿Qué locura o qué desatino me lleva a contar las ajenas faltas, teniendo tanto que decir de las mías?

Por ello, pensar por uno mismo debe ser, en nuestras vidas, el requisito previo al ejercicio de hablar. Así lograremos examinar a plenitud de conciencia el alcance de nuestras palabras, sus efectos y seremos más selectivos con lo que expresamos hacia el mundo exterior. Solo cuando esa información supere esta especie de filtro, será apta para ser difundida; de lo contrario es preferible optar por el silencio.

Es evidente que no ganamos nada pero perdemos mucho hablando cosas innecesarias de los demás. Ganamos mucho y perdemos nada si sometemos lo que alguien nos quiere decir o lo que nosotros queremos decir, a la prueba de los tres tamices; esta es una buena forma de construir una mejor sociedad, de purificar nuestro corazón y de mejorar nuestras relaciones interpersonales. Es la mejor forma de frenar a ciertos recaderos miserables que tienen como única función difundir falacias o verdades a medias.

Pensar antes de hablar. De lo contrario, optar por el silencio.(O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Bicentenario de Independencia de Cuenca
Cuenca, el 3 de Noviembre de 1820 logró su independencia del yugo español, del nuevo amanecer de los pueblos, en…
La mordaza comunicacional
Se debate en Loja las reformas a la Ley de Comunicación, para hablar en verdad “La Mordaza Comunicacional”, reformas que…
Aprendiendo a leer y a escribir
Muchos de nosotros conocemos la relación especial que existe entre un lector y el libro, o entre una persona común…
Loja: trayectoria y demandas
Loja hace gala de su historia porque tiene una trayectoria construida con esfuerzo propio. Aquí están sus hombres con la…
La eterna pugna de la religión y la ciencia
La eterna pugna de entre la religión y la ciencia se agudizó cuando se da inicio a los experimentos científicos…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Marzo 2016 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Edición digital