20 / 04 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

América india

Valora este artículo
(0 votos)

En un mes de octubre de hace tantos años, (cuantos han transcurrido desde 1492), nació América india, aún cuando América-niña existía pletórica, auténtica y plena conocida por sus habitantes como Pachamama;  para otros, no estaba en el mapa, y mientras esos otros pensamientos, atardeceres, días que antecedían al gran descubrimiento: calculaban, ignoraban, y se direccionaban por  rutas de mar que  preveían  llegar a tierra de Indias; una tierra olorosa a guayaba y limón, fecundaba la riqueza de otra cultura, la cultura andina.

Cuando Cristóbal se lanzó a su viaje pavoroso, destinado a llegar a la India, y que en realidad lo llevó a América, hizo algo que nunca pensó, descubrir un nuevo continente, pero a la vez, encontró la tierra de los incas, una cultura indomable, y un espíritu indefectiblemente conectado con su naturaleza; por eso, aunque han trascurrido cuantos años desde entonces, a pesar de lo que significó la conquista española y de los valores identitarios perdidos y adquiridos, suplantados y conservados, nuestra América mal llamada india, continua más impetuosa, irreverente, y cultural, por lo todo aquello que pervive en la costumbre.

Cada 12 de octubre el mundo entero celebra el día de la raza, más en realidad se vive la confirmación de la estirpe de América, donde blancos, negros, mestizos, cholos, indígenas, no hemos renunciado a nuestra cultura, a nuestra forma de vivir, la costumbre, la tradición; y aunque nuevas formas de socializar han invadido a través de la tecnología informática, estas también coadyuvan para que rescatemos nuestro sentir, por lo que significa el desarrollo de la cultura andina, el desarrollo de las ciencias y las artes de América.

En calidad de americanos indios, a pesar de que nos heredaron esa subcultura de indios, somos los mensajeros de los beneficios que ha dado el nuevo continente, aun por encima de esa experiencia innoble que significó la dominación, la colonización, ante el excelso principio de igualdad, pues todos somos iguales.  Si nos cambiaron la nueva religión, e implantaron ese evangelio de trabajo y explotación, nosotros hemos dado un nuevo giro, hemos aportado con verdadero sentido al porvenir de la humanidad.

Ahora tan importante es el día de la raza, como tan importante estar conscientes de lo que significó el error de Colón cuando al emprender en su viaje a la India, se le atravesó nuestro territorio, lleno de riquezas, para que se convierta en América india, multicultural, con la promesa de una humanidad mejor.(O).

Lo último de Sandra Beatriz Ludeña Jiménez

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Creación de la universidad estatal para Zamora Chinchipe
La ciudadanía de la provincia de Zamora Chinchipe, exige a la Senescyt y organismos afines de educación superior, que se…
Vulnerables
La concurrencia de circunstancias, distintas instancias de trabajo y desocupación hace que se evidencie la vulnerabilidad como consecuencia de la…
Alfredo Jaramillo Andrade y Pío Jaramillo Alvarado
La lucidez intelectual y la versión más plenamente humana del hombre de ciencias y de letras, Alfredo Jaramillo Andrade, navegan…
Escrito por
¿Quién me cuidará en la vejez?
Con esta incógnita, nadie ha pensado preverse, mientras la población adulta mayor crece, en especial la vejez en estado crítico,…
El secreto dual de una ciudad
Entre cielo y tierra hay en territorio ecuatorial una urbe que crece bajo el amparo de lo dual y divino,…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Abril 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Edición digital