28 / 02 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

El hambre, el mayor flagelo de la humanidad- conclusión

Valora este artículo
(0 votos)

La doctrina de que todos los hombres en cualquier sentido, en algún tiempo fueron líderes e iguales, es una completa ficción sin base.

Una de las metáforas más obvias del sistema-mundo, que unos tienen lo que otros necesitan, tirar la comida a la basura, para que otros recojan y la consuman en completo estado de descomposición, solo por el maldito estigma del hambre; países que en la mejor etapa de producción, se han convertido en graneros de grandes potencias, mientras internamente sus ciudadanos sufren la desolación de la carestía, precios altos y hambre, ese es el mercado global acaparador por el precio y el comercio.

Actualmente los sociólogos y políticos llaman con cierto cinismo, quizás involuntario, inclusión, lo que piden los pobres no es inclusión sino igualdad, humanismo, justicia, derecho; esta es la pobreza absoluta, una condición de vida tan limitada que impide la realización del potencial de los genes con los que uno nació; la existencia del hambre, es un mundo caracterizado por la abundancia, no solo es una vergüenza moral, es también una torpeza; el hambre se trasmite de una generación a otra.

Uno de los más famosos anuncios del milenio es “erradicar la pobreza extrema y el hambre, como un faro de actuaciones “humanitarias, en un mundo globalizado; el humanitarismo, es una de las últimas encarnaciones de la idea de la humanidad; es un concepto relativamente reciente, por el derecho a sobrevivir.

El hambre es la consecuencia de que determinadas personas no tengan suficiente comida, no es la consecuencia de que no hay suficiente comida; el hambre es una metáfora, una entelequia; son “otro mundo” los países donde un cuarto o más de la población son desechables; el capitalismo globalizado, no ha podido dar soluciones a la catástrofe de la hambruna; el problema es que vivimos un tiempo sin futuro, o peor, donde el futuro es amenaza; el hombre es una hipérbole, queda dicho, es la forma más torpe, más extrema, un grito para sordos, metáfora para desentendidos, inhumanos y soberbios; es inverosímil que desperdiciemos la mitad, incluso un tercio de la comida que tenemos, mientras tanto otros no la tienen.(O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
¿Qué es el Ineval?
El Ineval es el Instituto Nacional de Evaluación, creado vía constitucional en el 2012. Es un organismo autónomo, no adscrito…
Cultura cívica que enseñe a los ciudadanos a elegir con libertad
Consideramos que el deber de todo buen hijo de la tierra, es amarla, quererla y respetarla, para que sea blanca…
Escrito por
Desconcierto y parálisis en la actividad económica
En medio de la permanente barahúnda en que se debate la humanidad, por los diarios reclamos ciudadanos a los gobiernos…
Educación: un gran problema por resolver (2)
En la entrega anterior aseveramos que, según una óptica generalizada, la Educación en nuestro país, y en prácticamente la mayoría,…
Recorriendo Nangaritza
Hastiados del ambiente urbano, el grupo de amigos “Los Aventureros”, resolvimos recorrer el cantón Nangaritza. Eran las 05h00 del 1…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Febrero 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29  

Edición digital