21 / 09 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

La vida, el don más preciado que nos otorga el creador

Valora este artículo
(1 Voto)

Si hay algo mas bello y trascendente con que Dios dotó al género humano, entre las maravillas de la creación, es ese germen que, cual sofisticado laboratorio incrustado en el vientre materno, cumpliendo matemáticamente el gran proceso de la prolongación de la especie, tal como fuera diseñado por la infinita sabiduría del autor del universo; por lo tanto; siendo la vida el don más preciado que tenemos los seres humanos;  el que nos permite movernos con libertad, pensar, tomar decisiones y dirigir nuestros pasos haciendo uso del libre albedrío de que disponemos, con la sola condición de hacer buen uso de ese bien incomparable, justamente para que,  a través de ello, el hombre disponga de la herramienta idónea para hacer realidad la plenitud y el bienestar en la trayectoria de su existencia. Porque dígase lo que se diga y por sobre las tantas teorías de los físicos materialistas, el hombre es la obra más perfecta de la creación, dotado de inteligencia y capacidad, llamado a ser el arquitecto de su propio destino y su papel protagónico trazado por el creador es nacer, crecer, multiplicarse y morir, siendo su responsabilidad cumplir a cabalidad con la gran tarea asignada a cada cual mientras dure la jornada.

Esta es en síntesis, la razón de ser la existencia humana que la sociedad moderna ha olvidado y en la que actualmente solo se impone y predomina el irrespeto al don preciado de la vida, el desperdicio de las energías, el alcoholismo, la drogadicción y el crimen que cual epidemia maldita está diezmando a la sociedad. Y, ¿qué decir de la juventud? Tierna y delicada flor que por sus venas circula torrentoso el fresco potencial de la vida en la que patria tiene puestas sus esperanzas de contar a futuro con ciudadanos de robusta personalidad puesto que son los llamados a tomar la posta de las futuras generaciones? Por eso preocupa que gran parte de la juventud actual desperdicie el valioso tesoro de sus energías y se lance por el tenebroso despeñadero de los vicios, la drogadicción, el desencanto, la frustración y el suicidio sin antes haber disfrutado de las bellezas naturales que nos rodean; de percibir el delicado aroma de las flores en los amaneceres de sus verdes praderas; de extasiarse observando las hermosas cascadas que cual perlas preciosas se explayan dando vida a las rubias espigas de los trigales, y lo que es mas, sin disfrutar de las delicias del inconfundible calor humano que proporciona el ámbito familiar cuando actuamos con sensatez, valorizando en su verdadera dimensión las maravillas que Dios ha puesto a nuestro servicio y si bien es cierto que en el trayecto del camino también tenemos que sortear duras pruebas que hacen sangrar el  corazón, muchas veces resultado de nuestros errores que deben hacernos reflexionar y hacer rectificaciones, y si nosotros hacemos un examen justiciero siempre tendremos que llegar a la conclusión de que la vida sigue y seguirá siendo el don mas preciado que debemos cuidar en todas las instancias de nuestra existencia.(O).

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
La firma de la traición
Los ciudadanos en cada acción que realizamos dejamos huella, al acudir a una institución pública o privada entregamos nombres completos,…
La terquedad del humano
La partidocracia ha degenerado cruelmente el buen accionar político al extremo de haber devaluado a límites insignificantes a la política…
Escrito por
La minería, momento álgido en el país
La minería es una de las actividades más antiguas de la humanidad, el hombre usaba algunos minerales para la fabricación…
Indefensión en el proceso penal
Hasta hace poco no conocía esta palabra, ni su definición menos su significado; ahora puedo decir que la comprendo, es…
Escrito por
La austeridad es más importante que la vida para el MSP
Adalilumar es el nombre de la medicina con la que se salva las vidas y se alivia los pesares de…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Noviembre 2014 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Edición digital