23 / 09 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Metalenguaje y transacción lectora

Valora este artículo
(0 votos)

Para comprender, juzgar y disfrutar de la lectura de un texto, sea de la índole que sea, hay que adentrarse en las ciencias de la gramática, de la semántica y de la pragmática. Se trata de un esfuerzo personal que con el tiempo le facilita al lector viajar por las entrañas del texto para saborear su intención y poner a plenitud la intención y el nuevo sentido que el lector le da a esa obra leída desde la concepción de un metalenguaje, puesto que el lector lo que intenta es crear una interpretación crítico-valorativa para explicarse por qué el texto le lleva a crear su propio metalenguaje.

El lector, por lo tanto, crea un modelo de lectura que le es muy personal en cada texto leído. Se abre una panorámica interpretativa con unas características especiales de visibilidad y de expectativas en torno a la obra leída. Aflora así, una estética de la interpretación según el acercamiento o abordaje que el lector pueda hacerle a esa obra y con las pautas que la obra le brinda. Esto quiere decir que la obra no se deja abordar con facilidad, dado que tiene una estructura que le es connatural a su nacimiento y crecimiento. El lector en estas circunstancias acude a la obra con los sistemas de concreción interpretativa e interna que él tiene. A eso se debe que un texto puede tener lectores de diferente compostura cognitiva, axiológica y hermenéutica. Aparecen así, lectores: ideales, inexpertos, tímidos, audaces, informados, modelos, expertos, archilectores, metalectores (Eco, 2016, p. 28)  y otros según sea su grado de sensibilidad y la habilidad artística que tengan para  vivir la lectura como un acontecimiento tan personal que lo experimentan desde  una acción recíproca entre el lector y los signos que están en cada página del texto.

Esta acción recíproca entre lector y texto, Rosenblatt la llama transacción; sostiene que “el sentido no está en el texto solo ni solo en la mente del lector, sino en la mezcla continua, recurrente, de las contribuciones de ambos” (2002, p. 13). Observemos, en este sentido, la transacción que se da entre texto y lector acudiendo al personaje protagónico que crea Luis Sepúlveda en su novela Un viejo que leía novelas de amor. Se trata de un lector principiante, ingenuo, casi analfabeto, pero con enormes deseos de aprender a leer a pesar de las circunstancias adversas que vive en la selva ecuatoriana. Se trata de Antonio José Bolívar Proaño, un viejo que leía novelas de amor en la soledad de su choza frente al río Nangaritza.

Este personaje leía con mucha dificultad y no sabía escribir. “Leía lentamente, juntando las sílabas, murmurándolas a media voz como si las paladeara, y al tener dominada la palabra entera la repetía de un viaje. Luego hacía lo mismo con la frase completa, y de esa manera se apropiaba de los sentimientos e ideas plasmados en las páginas. Cuando un pasaje le agradaba especialmente lo repetía muchas veces, todas las que estimara necesarias para descubrir cuán hermoso podía ser también el lenguaje humano” (2016, p. 37).

Este personaje que apenas puede leer aprende a leer porque mientras piensa y repiensa en los signos gráficos hay algo que lo mueve en su más viva emoción subjetiva: “Era el amor puro sin más fin que el amor mismo. Sin posición y sin celos” (Sepúlveda, p. 52); y es desde esta óptica que puede descubrir y valorar la hermosura del lenguaje humano a través de la lectura. Proaño sabía que podía leer ya. Se trata de una transacción especial, luminista, trascendente, extática porque “fue el descubrimiento más importante de toda su vida. Sabía leer. Era poseedor del antídoto contra el ponzoñoso veneno de la vejez. Sabía leer” (p. 62). De lector ingenuo pasa a ser lector activo, altivo, vivo para la interpretación más sentida a través de la construcción de un metalenguaje que le permite vivir feliz.(O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
La firma de la traición
Los ciudadanos en cada acción que realizamos dejamos huella, al acudir a una institución pública o privada entregamos nombres completos,…
La terquedad del humano
La partidocracia ha degenerado cruelmente el buen accionar político al extremo de haber devaluado a límites insignificantes a la política…
Escrito por
La minería, momento álgido en el país
La minería es una de las actividades más antiguas de la humanidad, el hombre usaba algunos minerales para la fabricación…
Indefensión en el proceso penal
Hasta hace poco no conocía esta palabra, ni su definición menos su significado; ahora puedo decir que la comprendo, es…
Escrito por
La austeridad es más importante que la vida para el MSP
Adalilumar es el nombre de la medicina con la que se salva las vidas y se alivia los pesares de…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Septiembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Edición digital