18 / 09 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

La gobernabilidad

Valora este artículo
(0 votos)

“Aquel hombre que aprendió a escuchar y obedecer, sabrá cómo dirigir y sacar adelante con éxito una sociedad”. Encarnación Malva (2018). El diccionario nos dice que gobernabilidad significa, "calidad, estado o propiedad de ser gobernable". No es un gobierno lo que permite, por sí mismo, gobernar a una sociedad, ni tampoco es la sociedad en sí misma gobernable o ingobernable; más bien, es la relación entre ambos términos lo que nos permite hablar de las condiciones de gobernabilidad. Algunos autores hacen énfasis en ciertos elementos que acercan su definición a una propiedad, una cualidad, o un Estado.

Juan Rial entiende la gobernabilidad como la "capacidad de las instituciones y movimientos de avanzar hacia objetivos definidos de acuerdo con su propia actividad y de movilizar con coherencia las energías de sus integrantes para proseguir esas metas previamente definidas”. Lo contrario, la incapacidad para obtener ese encuadramiento llevaría a la ingobernabilidad. En este caso, la gobernabilidad aparece como una propiedad específica de los gobiernos y los actores sociopolíticos relevantes para lograr con eficiencia sus metas y encuadrar de esta manera a los gobernados. Para Ángel Flisfisch menciona que la gobernabilidad está referida a la calidad del desempeño gubernamental a través del tiempo ya sea que se trate de un gobierno o administración, o de varios sucesivos, considerando principalmente las dimensiones de la oportunidad, la efectividad, la aceptación social, la eficiencia y la coherencia en todas sus decisiones.

En el mismo sentido se expresan Xabier Arbós y Salvador Giner, aunque limitando un poco más el sentido de la expresión cuando señalan que la gobernabilidad es la "cualidad propia de una sociedad política según la cual sus instituciones de gobierno actúan eficazmente dentro de su espacio de un modo considerado legítimo por la sociedad, permitiendo así el libre ejercicio de la voluntad política del poder ejecutivo mediante la obediencia cívica del pueblo".

En cambio, la crisis de gobernabilidad para los autores trilaterales consiste en un estado de desequilibrio, o de desfase, entre el mayor volumen de las demandas sociales y las reducidas capacidades de respuesta de los gobiernos democráticos. Así, nace, "el dilema central de la gobernabilidad de la democracia" es que "las demandas sobre el gobierno democrático crecen, mientras que la capacidad del gobierno democrático se estanca". De acuerdo con estas definiciones, es claro que "eficiencia", "legitimidad" y "estabilidad" en el ejercicio del poder político aparecen como componentes básicos de la gobernabilidad.

En todo caso, las diferencias conceptuales apuntadas se deben a la combinación de diversas tradiciones teóricas y valorativas que ponen de manifiesto un aspecto digno de ser destacado: al igual que la idea de democracia, la noción de gobernabilidad "tiene no solamente una función denotativa o descriptiva, sino también una función persuasiva y normativa", en la medida en que el debate sobre la misma está especialmente abierto y depende de, la tensión entre hechos y valores.

No obstante, la gobernabilidad también depende de varios factores como: aceptación y legitimación del gobierno y sus representantes por parte de la sociedad; situación económica del país estable; la postura y toma de acciones de las organizaciones privadas ante el gobierno y la sociedad; contar con un sistema político responsable en la cual se tomen en cuenta las acciones que toman los sectores opositores, entre otros. En este sentido, cuando estos factores llegan a un acuerdo con la sociedad, el gobierno puede elaborar y desarrollar planes de acción. Es decir, se posibilita la gobernabilidad y se establece el orden social. De este modo, gobierno y oposición, partidos y organizaciones sociales han de comprometerse de manera conjunta a la hora de mantener un nivel aceptable de gobernabilidad.(O).

Lo último de Vicente Paúl Maldonado Quezada

Inicia sesión para enviar comentarios
Indefensión en el proceso penal
Hasta hace poco no conocía esta palabra, ni su definición menos su significado; ahora puedo decir que la comprendo, es…
Escrito por
La austeridad es más importante que la vida para el MSP
Adalilumar es el nombre de la medicina con la que se salva las vidas y se alivia los pesares de…
El debate por el uso medicinal de la marihuana
Desde hace dos años se debate en la Asamblea Nacional el Código de la Salud, uno de cuyos temas sensibles…
Escrito por
El periodista lojano que decepcionó a Pierina Correa
Muy grande fue la alegría de Pierina Correa cuando hace como cinco días se enteró aquí en Loja de que…
El derecho a la defensa en lo penal
Cuando un alguien enfrenta un proceso penal, es requisito procesal la defensa técnica, pues esta exigencia precautela la validez del…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Septiembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Edición digital