Imprimir esta página

Orientando el por venir (II parte)

Valora este artículo
(0 votos)

Por: William Silvestre Puertas Espinosa

Ya una vez hecha la convocatoria para la próxima elección por el flamante Consejo Nacional Electoral, nos aprestamos los ciudadanos a escoger entre los numerosos candidatos a los que, supuestamente, una vez electos, hagan una administración en beneficio de las grandes mayorías, es decir, que de los pocos y exiguos presupuestos asignados para cada gobierno seccional los destinen para mejorar, construir, planificar obras que redundarán en beneficio del mandante que necesita de ellas.

No nos equivoquemos nuevamente, no demostremos que sufrimos de “cojulencia”, es decir, de la cojudez y la indolencia, hasta el 21 de diciembre que se cierran el período de inscripciones e impugnaciones restan algunos días y pueden suceder muchas cosas. Aparentemente todos los candidatos se creen vencedores y ninguno quiere dar su brazo a torcer, no habrá por consiguiente alianzas entre ellos, se especula que habrán, al menos unos siete u ocho candidatos; lo que seguirán habiendo, por lo que se ve, son alianzas, pactos y ententes entre los diferentes movimientos y partidos.

Definitivamente el pueblo lojano debe despegar hacia su reivindicación, no podemos seguir tolerando más excusas, estamos cansados de la gente que ofrece una cosa y hace otra cuando tiene oportunidad, la gente humilde, la ciudadanía sencilla no puede seguir esperando. Esta es la oportunidad que tenemos, para que haciendo conciencia patriótica, un análisis sereno y crítico de cada uno de los candidatos, un balance desapasionado y mental, escojamos, ahora sí, los gobernantes que nos merecemos y que nuestra ciudad y provincia se vea representada por gente capaz, idónea y solícita.(O).                   

Inicia sesión para enviar comentarios