22 / 04 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Filosofía y ética del poder

Valora este artículo
(0 votos)

“El poder siempre excita la ambición y aumenta las pretensiones “, (Política); “Cuando el poder deriva las miras al bien personal del que lo ejerce, ha degenerado en tiranía”, (Ética).

Para Marx, la clave para entender la naturaleza humana es la riqueza; para Freud, esa clave es el sexo; para Russell es el poder. Un autor élite Bertrand Russell, filósofo, matemático, reformista de la educación y la moral sexual y prestigioso escritor, que en 1950 recibió el Premio Nobel de literatura, plasma su erudición en la obra “El Poder”, de cuyos inteligentes criterios escribió los artículos a continuación.

El poder, cuya acepción significa: dominio, imperio, facultad y jurisdicción que se tiene para mandar o ejercer un acto; Bertrand Russell lo sintetiza expresando que entre los hombres y los otros animales hay varias diferencias, unas intelectuales y otras emocionales, entre las emocionales, es que algunos deseos humanos son esencialmente ilimitados, e incapaces de satisfacción completa y que la imaginación es el aguijón que impulsa a los seres humanos a un esfuerzo ininterrumpido después de haber satisfecho sus necesidades primordiales; entre los deseos infinitos del hombre, los principales son el del poder y la gloria.

Los economistas ortodoxos, así como Marx dice: que el interés económico equivocadamente es el motivo fundamental en las ciencias sociales; en nuestros días prima el interés económico como fuente de las que se derivan todas las clases de poder; el impulso al poder se estructura explícitamente en los caudillos y los secuaces, Nietzsche acusaba al cristianismo de inculcar una moral de esclavos; la desigualdad del poder y su distribución existe desde los tiempos originarios de la civilización, confirmándose que la agresividad es consecuencia y tiene sus raíces en el miedo y que el peligro común convoca a la homogeneidad.

El poder se obtiene cuando se ha plasmado, cuando se persigue la consecución, cuando se traduce en auténtica realidad, los ideales y las metas de los hombres; existen índoles diferenciadas del poder: político, económico, social, religioso, militar, cultural etc.; el poder hereditario es más aristocrático que el monárquico, es originario de las civilizaciones salvajes y se va aboliendo con el avancé de la civilización; el poder se va consiguiendo mediante la cultura y la sapiencia; el poder político en la democracia requiere del éxito, la confianza, la solidez, el buen juicio, orador impresionante de enérgicas decisiones para despertar la aquiescencia del electorado.(O).  

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Creación de la universidad estatal para Zamora Chinchipe
La ciudadanía de la provincia de Zamora Chinchipe, exige a la Senescyt y organismos afines de educación superior, que se…
Vulnerables
La concurrencia de circunstancias, distintas instancias de trabajo y desocupación hace que se evidencie la vulnerabilidad como consecuencia de la…
Alfredo Jaramillo Andrade y Pío Jaramillo Alvarado
La lucidez intelectual y la versión más plenamente humana del hombre de ciencias y de letras, Alfredo Jaramillo Andrade, navegan…
Escrito por
¿Quién me cuidará en la vejez?
Con esta incógnita, nadie ha pensado preverse, mientras la población adulta mayor crece, en especial la vejez en estado crítico,…
El secreto dual de una ciudad
Entre cielo y tierra hay en territorio ecuatorial una urbe que crece bajo el amparo de lo dual y divino,…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Abril 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Edición digital