13 / 11 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Al amigo de siempre

Valora este artículo
(1 Voto)

La buena amistad se la cultiva con los ingredientes de la sinceridad, la honestidad, el diálogo franco, la transparencia en las ideas y las acciones positivas. Hoy quiero saludar esa noble amistad que por años llevamos con Miguel Ángel Guerrero Jaramillo, amistad labrada con lealtad, incondicionalidad, confianza y respeto mutuo, ingredientes esenciales con los que se construye la imagen del verdadero amigo. Con Miguel Ángel hemos participado en múltiples espacios de orden social, académicos, artísticos y culturales, espacios  convertidos en cónclaves  singulares para los diálogos formativos, para el intercambio de experiencias, vivencias, cosmovisiones y valores, base principal para la forjar de una adecuada interrelación personal.

En el terreno de los hechos se descubre al auténtico amigo, cuando en su forma de ser, de pensar y actuar se pone a prueba la consistencia de una personalidad al obrar con rectitud, lealtad y confianza. Ahí es donde se va forjando no al amigo virtual, falso o imaginario, sino al auténtico amigo, aquel que te expresa su amistad incondicionalmente, sin pedir nada a cambio. El que te entiende así no digas una sola palabra. El que confía en ti con la absoluta seguridad que jamás le vas a fallar siendo recíprocos en sus urgencias y en los momentos buenos y malos.

Sentirse gradecido con la vida, es tener la fortuna de contar con un auténtico amigo. A nadie le gusta una persona a la que no se puede confiar, que se comporta de manera invariable. Puede haber personas bien intencionadas pero no confiables. Los buenos amigos comprenden que nadie es perfecto en la vida y que se puede cometer errores y corregirlos sin buscar culpables. El que habla mal a espaldas de quien cree que es su amigo, es tu verdadero enemigo. El buen amigo siempre te habla de frente y es lo suficientemente  firme para defenderte cuando alguien propaga falsos rumores de ti. Los buenos amigos son aquellos que respetan tus opiniones, creencias y decisiones  y te acompañan positivamente y con entusiasmo por los mejores senderos.

Con Miguel Ángel tuvimos el privilegio de ser consecuentes con nuestras responsabilidades frente al desempeño en la cátedra universitaria, sin defraudar a  nuestros alumnos, cumpliendo a cabalidad con el deber institucional, el compromiso moral de la sociedad y en ser partícipes del buen compañerismo con nuestros colegas de quienes guardamos los mejores recuerdos. Este dilecto amigo nunca se negó a acompañarme en los diversos programas artístico-culturales, siempre lo hizo con ejemplar predisposición convirtiéndose en el mejor protagonista de estos maravillosos encuentros que se dan entre el arte y la gente. Hoy Miguel Ángel está pasando por momentos dolorosos que esperamos que poco a poco vaya recobrando la esperanza de un vivir alentador para que continúe disfrutando de la brisa inquieta del Zamora porque ahí está la impronta de sus mejores años, porque la esperanza que más se arrulla es la que se agita en el mar de la serenidad y en la paz interior. “A los amigos se los cuenta como a los dedos de la mano, uno por uno va la cuenta y nunca más de diez pasamos. A los amigos en sus pasos no se juzga sus defectos, se los consuela en sus fracasos y se comparte sus aciertos. A los amigos por amigos en todo trance los contamos, por eso más que amigos se los persigue como hermanos”.(O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
4 décadas al servicio de la comunicación
Patricia Soledad Paladines Carrión Fue un 1 de noviembre de 1979, cuando salió a la luz por primera vez diario…
Escrito por
Desde la vuelta a la democracia hasta nuestros días: 40 años como testigo y parte de la historia
Jaime Cueva Pardo Hace cuatro décadas, el Ecuador había vuelto a la democracia, luego de varios años de dictadura; un…
Escrito por
“Cromos del mediodía” de José  Joaquín  Palacios
 Alfredo Jaramillo Andrade Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Es un poemario escrito y dedicado a Ezequiel Valdivieso, por José Joaquín Palacios, para despertar la…
Escrito por
Pasar la página
Ya nadie quiere hablar de los días oscuros. Nos agotamos tanto entre la angustia y la incertidumbre, que preferimos pasar…
Pensamiento, palabra y acción
Cada uno da a las palabras que emplea el sentido que le es accesible. Y, a la vez, un individuo…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Enero 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Edición digital