25 / 04 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

San Sebastián

Valora este artículo
(1 Voto)

Dice la historia que Sebastián fue un militar romano, que dedicó su oficio a hacer el bien y ayudar a los cristianos prisioneros, situación por la que fue denunciado provocando que el emperador Maximino le propusiera que deje de ser cristiano a cambio de un ascenso o lo contrario, de continuar practicando el Cristianismo, sería ejecutado mediante las flechas.

Sebastián fiel a sus convicciones, con un código de ética muy elevado y haciendo honor al significado de su nombre: “digno de respeto y venerable”, respondió que seguiría siendo seguidor de Cristo y practicando el bien, situación por la que fue ejecutado.  Desde allí es San Sebastián, patrono de soldados, arqueros y atletas.

En nuestra ciudad existe una parroquia urbana que se identifica con su nombre la Parroquia de San Sebastián, y el parque y el templo que están ubicados en el corazón de esta parroquia, también se conocen con el mismo nombre.  Sin embargo, conociendo la historia de cómo ha impactado la devoción a este santo en nuestra vida, los vecinos de esta parroquia, tenemos nuestra propia historia, por el terremoto que data del 20 de enero de 1660, cuando a causa de este fenómeno natural, sucumbe la antigua iglesia de adobe y con esta, las imágenes que estaban dentro; situación por la cual, el Cabildo Lojano decide reconstruir todo y nombrar a “San Sebastián patrono jurado de Loja”.

Desde entonces la ciudad de Loja, en el mes de enero de cada año, los días 19 y 20 los dedica a festejar a San Sebastián, es una tradición que se conserva intacta en nuestra cultura.  Este año, como todos los que he estado en esta ciudad, asistí a la eucaristía realizada en honor al santo, fue una verdadera delicia, música sacra coreada por vecinos que cultivan el arte del canto, una celebración eucarística, llena de fe, adornada con hermosas ofrendas, y sobre todo, oración, mucha oración y rezo.  El resultado, San Chavaquito logró nuevamente su cometido, los asistentes, salimos más buenos, renovados, dispuestos para el bien.

Hay un enunciado en materia de Derecho que dice: “El fin justifica los medios”, aunque en materia de Derecho ya se encuentra caduco, para efectos de lograr que las personas retornen a su naturaleza, vale, agradecer a San Sebastián, su obra con los lojanos. Sinceramente, todo lo que nos haga crecer nos sirve, y aunque haya creyentes y no creyentes, solo digo, que hasta los ateos creen en algo, sino fuera así, no podrían existir, aunque ellos crean que no creen, existimos con sentido gracias a nuestro sistema de creencias. Por ello, el santo patrono de esta ciudad, nos ha conmovido y ha hecho, que crezcamos un año más en la vida terrenal.(O). 

 

Lo último de Sandra Beatriz Ludeña Jiménez

Inicia sesión para enviar comentarios
El chivo metafórico y expiatorio
Posiblemente este breve comentario parezca más un retazo ficcional, pero no, es en sí una demanda y una explicación de…
El turismo, prodigioso mago multiplicador
El turismo ancestral costumbre, que por los placenteros resultados que brinda a sus asiduos seguidores contagia y hechiza a los…
Escrito por
Creación de la universidad estatal para Zamora Chinchipe
La ciudadanía de la provincia de Zamora Chinchipe, exige a la Senescyt y organismos afines de educación superior, que se…
Vulnerables
La concurrencia de circunstancias, distintas instancias de trabajo y desocupación hace que se evidencie la vulnerabilidad como consecuencia de la…
Alfredo Jaramillo Andrade y Pío Jaramillo Alvarado
La lucidez intelectual y la versión más plenamente humana del hombre de ciencias y de letras, Alfredo Jaramillo Andrade, navegan…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Abril 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Edición digital