05 / 12 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

La Universidad Nacional de Loja

Valora este artículo
(0 votos)

 Un egresado de la Universidad Nacional de Loja, estará bien formado sólo si es capaz de aprender y pensar por sí mismo; de juzgar críticamente a su entorno y a los acontecimientos; de valorar; de interactuar; de decidir y sobre todo de comprender la complejidad creciente del mundo actual.

Mónica Pozo (2018). La Dra. Mónica Pozo Vinueza, Vicerrectora de la Universidad Nacional de Loja, menciona que la educación en nuestra Institución hoy más que nunca debe desempeñar un papel determinante en la construcción de una sociedad más justa, productiva, responsable y comprometida con el futuro de nuestro país.

La educación de calidad constituye una de las grandes aspiraciones de nuestra sociedad. Asimismo, estoy convencida de que el proyecto educativo de nuestra casa de estudios, no puede ni debe ser ajeno al proyecto de desarrollo nacional. “Una excelente educación favorece el desarrollo integral de la entidad, facilita la generación y asimilación de los avances científicos y técnicos, impulsa el aumento de la productividad y contribuye a lograr mejores niveles de vida”.

Por ello, nuestra casa de estudios superiores, se compromete con la sociedad de nuestra región a tratar de solucionar su problemática, y habrá de sumar su esfuerzo al de todos los habitantes de la región sur para encontrar opciones de solución que nos acerquen cada vez más a la consecución de nuestras metas.

El compromiso sin duda es grande, el reto que nos espera es mayor, pero sabemos que en nuestra universidad contamos con recursos de calidad. Hoy más que nunca nuestra institución necesita retomar su compromiso social: debe volver su mirada a su origen y cumplir con la sociedad de manera eficiente. La región sur y el país corren el grave riesgo de renunciar a la inteligencia, la sensibilidad y el espíritu, que nos hacen herederos de una historia y responsables de un destino común.

Para evitar esto, propusimos y nos enriquecimos con las contribuciones expresadas por la comunidad universitaria. En el proceso electoral generamos un plan de trabajo que tiene su fundamento central en: Construir y compartir la visión de la universidad que queremos. Para ello debemos desarrollar nuestras habilidades para construir, compartir y renovar la visión de la universidad que queremos.

Hemos intercambiado ideas, sueños e imágenes con la sociedad y la comunidad universitaria por lo que veremos en los próximos años una universidad fortalecida académica y moralmente, con un prestigio creciente en sus programas académicos y de investigación. Una universidad donde el estudiante disfrute plenamente de un clima académico propicio para su formación y se sienta seguro en sus procesos.

Veremos a nuestra universidad plena de estudiantes convencidos de que la formación que reciben es un valioso andamio para su desarrollo integral y una plataforma poderosa para su desenvolvimiento personal y profesional. Una universidad donde los profesores hayan recobrado su estima, su estabilidad y su orgullo; y estén comprometidos con un proceso educativo integral; una universidad que les brinde los recursos y organización que necesitan para desarrollar su labor docente, formativa y creativa.

Veremos a nuestra universidad con una investigación científica y tecnológica contextualizada, en un intercambio creciente de información y conocimiento, con la sociedad, la economía y el medio ambiente que la nutre y estimula. La comunidad universitaria sabemos que no solo trabajaremos con ahínco sino que diseñaremos la gestión del conocimiento que se requiere en los tiempos modernos, nuestra planta de investigadores vera aplicados muchos de sus hallazgos, resultado de sus largas jornadas de investigación, análisis y síntesis.

Gracias a ellos una buena parte de nuestra problemática regional empezará a tener solución; abriremos nuevas posibilidades de coparticipación, apoyo y confianza y en este proceso nuestra sociedad habrá visto renacer su orgullo por nuestra institución de educación superior. Nuestras contribuciones en el campo del arte y la cultura habrán empezado a intensificarse, en número y calidad.abremos hecho de la gestión un proceso participativo, que junto con el renacimiento de la confianza nos permitirá obtener mayores apoyos y recursos. Generaremos un ambiente de seguridad y certidumbre laboral con mejores remuneraciones y posibilidades de desarrollo para nuestros empleados y trabajadores, que tendrán una elevada moral y un alto espíritu de servicio. 

Estoy segura que en los próximos años, con nuestra participación activa, los universitarios estaremos ayudando a combatir los problemas sociales que aquejan a nuestros jóvenes, a las clases más desprotegidas y cumpliremos efectivamente con nuestro compromiso social.(O)

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
‘Casus belli’ por la igualdad
¿Cómo empieza una guerra? Algunos dicen que con un disparo; una bomba; un estruendo. Cuando un país invade a otro,…
Hacia una filosofía de vida
Recuerdo, cuando estudiante, que en las primeras clases de filosofía nuestros maestros lo primero que nos enseñaban era el significado…
El rezago tecnológico de America Latina
El escritor ilustre, pensador profundo e innovador Oppenheimer Andrés, ocupa un lugar único en la prensa de las Américas y…
Escrito por
Siempre al asecho
El abuso de autoridad se siente a cada instante, a pesar de la proclamación de los derechos de igualdad, simplemente…
El efecto neuro-cardiológico de la empatía comunicativa
Si queremos que nuestra comunicación sea escuchada, es decir valorada, tenemos que comunicarnos con la cabeza y con el corazón:…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Diciembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Edición digital