23 / 04 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

¡Vivan los marginados, los explotados y excluidos de la provincia!

Valora este artículo
(0 votos)

 En estos tiempos, tiempos de campaña política, de ofertas, de milagros, de comprensión, de humanismo, sobre todo de comprensión para los desprotegidos y necesitados de nuestro país, será común escuchar: ¡Viva el pueblo!  ¡Viva el grito de los marginados, de los excluidos!, en labios de los políticos de siempre que ofrecen amainar la brecha de explotación y miseria en la que se encuentra sometido nuestro pueblo en sus baratillos de las ofertas hablando de la solidaridad humana, como elemento necesario e indispensable para el adelanto y desarrollo de los hijos de ese pueblo.

Precisamente en estos días, por todas partes, hasta en el más perdido de los caseríos de nuestro provincia irán llegando las voces, las imágenes y las presencias de mujeres y varones “incluidos los diezmeros”, vestidos de políticos que anuncien a los cuatros vientos la bienaventuranza de la solidaridad con el pobre que no come y con el que carece de dinero para la educación de sus hijos, con los jóvenes que consumen alcohol o drogas porque carecen de parques, canchas y talleres.

Con los artesanos que ven que sus obras se comen las polillas del desamparo. Solidaridad con los ancianos que cada día sienten llegar en tropel incontenible, la desolación, la miseria y la muerte. Solidaridad con la gente que carece de trabajo y de vivienda. Con la gente que ha caído en manos de la multifacética usura oficializada. Con los niños que han ido a la calle para no morir de hambre junto a sus hermanos. Tampoco faltará la profesión de fe en la solidaridad con los muertos. ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los marginados, los explotados y excluidos de la provincia! Viva el pueblo explotado y dolido! que si le han sacado partido, los mismos de siempre, los politiqueros de nuestra ciudad y provincia. Por ello acusamos aunque se asuman posturas y se abran los brazos con aire de una inusitada fraternidad. Aunque se llamen hermanos a los pobres y desvalidos, se abracen y se besen a todos por igual con un nuevo evangelio de ternuras postizas. No. Nada de eso es solidaridad. Son promesas, casi todas vanas, cual ofertas de baratillo vacío.

Ante este baratillo de ofertas vacías, se hace imperativo pensar por nuestra provincia, por nosotros mismos, por nuestros hijos, por los niños y ancianos, por las personas más frágiles y desprotegidas, que todos nos merecemos una vida buena y digna, por ello evitemos que la barca de la ciudad y provincia de Loja naufrague  y se destroce. Si elegimos insensatamente a los próximos mandatarios, nos haremos pedazos como pueblo. Asumamos con optimismo nuestra capacidad de elegir. Escojamos entonces la candidatura menos destructiva, a pesar que no llene del todo nuestros anhelos y no sea lo que la provincia precisamente requiere.

Porque la conducción de una provincia, el gobierno de un pueblo no es un juego de vacas locas. La ciudad y provincia lojanas no son una tarima para magos de segunda que puedan hipnotizar a las personas como si fueran aves de corral, no se salvan haciendo maromas y cantando frente a las multitudes,  no se construye a grito pelado, peor caer en juegos ridículos y cursis para confundir y dividirnos más. No olvidemos que somos la mayoría, que somos miles y que con decisión y organización, podemos tomarnos plazas y calles en rebeldía creadora, sin violencia, sin denigrar sin herir la honra de nadie, sin romper vidrieras ni incendiar automóviles. Así sea.(O).

 

 

 

 

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Creación de la universidad estatal para Zamora Chinchipe
La ciudadanía de la provincia de Zamora Chinchipe, exige a la Senescyt y organismos afines de educación superior, que se…
Vulnerables
La concurrencia de circunstancias, distintas instancias de trabajo y desocupación hace que se evidencie la vulnerabilidad como consecuencia de la…
Alfredo Jaramillo Andrade y Pío Jaramillo Alvarado
La lucidez intelectual y la versión más plenamente humana del hombre de ciencias y de letras, Alfredo Jaramillo Andrade, navegan…
Escrito por
¿Quién me cuidará en la vejez?
Con esta incógnita, nadie ha pensado preverse, mientras la población adulta mayor crece, en especial la vejez en estado crítico,…
El secreto dual de una ciudad
Entre cielo y tierra hay en territorio ecuatorial una urbe que crece bajo el amparo de lo dual y divino,…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Abril 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Edición digital