17 / 02 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Relación entre fe y política

Valora este artículo
(0 votos)

 

Como se acerca el proceso electoral para elegir autoridades seccionales en el Ecuador, vamos a seguir insistiendo en la importancia de participar no solamente con el voto, sino en todo el proceso para que de verdad sea democrático.

Es muy importante la participación política de los ecuatorianos, caso contrario estamos permitiendo que pocas personas decidan por todos los ecuatorianos. Es necesario romper el imaginario de que la política es mala, es de los corruptos, etc. Si en el mundo de la ciencia, por ejemplo, un médico comete un error y muere el paciente, no decimos que la medicina es mala, sino que se equivocó un profesional. Lo mismo podemos decir que otras actividades profesionales

 Hoy vamos a reflexionar sobre otro aspecto que tiene que ver con la política. Se refiere a la fe. Involucramos este tema porque sabemos que la mayoría de ecuatorianos tenemos algún tipo de creencia.

 Aportamos algunas reflexiones de un teólogo brasileño, Frei Betto, suficientemente reconocido por su experiencia en el mundo de la política, y, que nos puede ayudar a profundizar sobre el tema: relación entre fe y política.

 “La fe y la política tienen, en última instancia, el mismo objetivo de crear una sociedad en la que todos vivan con iguales derechos y oportunidades y sin antagonismos de clase. Si bien es cierto que las dos se proponen perfeccionar nuestra convivencia social, también pueden servir para dominar, como la fe de los fariseos o la política de los opresores.

  La fe es un acto mediante el cual el ser humane se coloca ante el misterio de Dios. La política es la herramienta para la construcción de la sociedad de justicia y libertad. Se guía por algo que no es propio de la fe, como las estrategias de realización del bien común.

 Fe y política son instancias diferentes que se completan en la práctica de la vida. La fe exige participación en una comunidad religiosa para ser cultivada. La política exige participación en las demandas populares y conocimiento de los problemas sociales para ser consecuente.

 Eso no significa que la política deba hacerse en nombre de la fe. Debe hacerse en nombre del amor, de la verdad y de la justicia. Lo que importa es el bien común, y no los intereses de determinado segmento religioso. Jesús no vino al mundo a fundar una religión. Vino para que “todos tengan vida y vida en abundancia” (Juan 10,10)”.(O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Iré a dar las utopías al río
Saliendo de este espacio epocal, como una expresión muy mía, quiero decir que iré a dejar las penas en el…
¿Cuáles son los desafíos de las próximas elecciones?
Cuando se habla de construir la democracia no podemos quedarnos en una parte del proceso o privilegiar un componente. Tenemos…
Cinismo y opulencia con el afán de comprar votos
El 5 de febrero pasado, cuando se inauguró oficialmente la campaña electoral –aunque muchos candidatos se anticiparon descaradamente con la…
Escrito por
Agua potable para Bellavista y La Naranja
"Me indigna profundamente que se haya inaugurado el sistema de agua potable de la parroquia Bellavista sin que esté terminado",…
“Antena 25”
“Antena 25” es una revista informativa cultural que nació con el objetivo de transmitir y promover un programa de calidad…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Febrero 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28      

Edición digital