25 / 04 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Agua potable para Bellavista y La Naranja

Valora este artículo
(0 votos)

"Me indigna profundamente que se haya inaugurado el sistema de agua potable de la parroquia Bellavista sin que esté terminado", expresó un dirigente campesino de esa parroquia de Espíndola, en una reunión de líderes populares, a la que asistí el sábado 9 de los corrientes, por haber sido invitado, conjuntamente con la ingeniera Vanessa Herrera. "Se lo inauguró pero jamás entró en servicio", agregó el informante.

La reunión fue presidida por el compañero José Vicente, quien con varios otros dirigentes, hizo una valiosa exposición sobre los peligros del gobierno de Lenín Moreno y las aspiraciones que tienen los campesinos de Espíndola respecto de las políticas que deben aplicar las instituciones públicas en ese cantón. Esa rica información la iré compartiendo en otras entregas, por ahora me reduzco al asunto del agua potable de Bellavista y de la parroquia 27 de Abril.

En Amaluza acudí a otras fuentes de información. Los ciudadanos habían oído que un proyecto  estaba en ejecución. Uno de ellos, muy cercano a la alcaldesa en funciones, dijo que el sistema se dañó gravemente el mismo día de la inauguración y que el problema estaba en estudio de la Contraloría, en tanto que no asomaba alguien que se hiciera responsable de hacer las reparaciones. Mi conclusión es la de que Bellavista ha soportado otra frustración más y que los representantes del Municipio deben impulsar la demanda correspondiente para que se resuelva el problema jurídico y luego se pueda tomar las medidas administrativas que se requieren para concluir bien el proyecto.

Para La Naranja, por intensas gestiones del presidente de la Junta Administrativa del Agua, señor Carlos Correa Calva, el Consejo Provincial hizo poco a poco inversiones para construir la bocatoma, los tanques reservorios, la planta de potabilización e instalar la tubería de aducción, a lo largo de unos 12 kilómetros. Falta la red de distribución, obra que ahora es de competencia exclusiva del Municipio. Ya han pasado varios años sin que la parroquia sea atendida, ni siquiera con la realización de los estudios de dicha red. Hace unos 4 años les propuse que hagan una marcha desde La Naranja a Amaluza, para exigir al alcalde que incluya una partida en el presupuesto municipal. No la han hecho, no reclaman, por lo que siguen recibiendo agua por una vieja tubería contaminada. Quizá la alcaldesa, ingeniera Ana Jiménez, se conduela intensamente como para que destine los fondos que exige la instalación de la red de distribución del agua potable de La Naranja.(O).

 

Inicia sesión para enviar comentarios
El chivo metafórico y expiatorio
Posiblemente este breve comentario parezca más un retazo ficcional, pero no, es en sí una demanda y una explicación de…
El turismo, prodigioso mago multiplicador
El turismo ancestral costumbre, que por los placenteros resultados que brinda a sus asiduos seguidores contagia y hechiza a los…
Escrito por
Creación de la universidad estatal para Zamora Chinchipe
La ciudadanía de la provincia de Zamora Chinchipe, exige a la Senescyt y organismos afines de educación superior, que se…
Vulnerables
La concurrencia de circunstancias, distintas instancias de trabajo y desocupación hace que se evidencie la vulnerabilidad como consecuencia de la…
Alfredo Jaramillo Andrade y Pío Jaramillo Alvarado
La lucidez intelectual y la versión más plenamente humana del hombre de ciencias y de letras, Alfredo Jaramillo Andrade, navegan…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Abril 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Edición digital