24 / 01 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Hay un deseo de ser

Valora este artículo
(1 Voto)

Hay un deseo de ser en cada elemento del universo, en cada partícula y diminuta presencia; es allí precisamente donde existe la grandeza, porque la pequeñez preexiste y persiste aun en lo grandioso, sin este deseo no hay vida posible. 

Hay un deseo de ser en las pequeñas cosas, es el secreto del existir, el misterio impenetrable que ha intrigado al hombre durante todos los tiempos.  Es esa semilla de inteligencia que opera desde lo más ínfimo, como los átomos en las células, como una porción diminuta de polen en el soplo del viento, como una gota de lluvia; y así tantas pequeñeces que constituyen el todo.

Hay un deseo de ser en lo pequeño, con la fuerza incontenible de lo supremo, por esto, un pensamiento puede cambiar el mundo, el universo, doblegar el sol, derretir las nubes, impactar en la vida de otro, cambiar el curso de un meteoro, hacer la paz, elaborar el amor para que los humanos existan de forma perfecta.

La comprensión de esto, dice que es posible materializar, rematerializar y desmaterializar tan solo con el deseo de ser.  Pero ¿qué significa el deseo de ser?  Es la fórmula que descubre el secreto de la existencia, el deseo es la energía y “ser” es la existencia, por eso, todos traemos con nosotros ese deseo de ser, que potencia una misión para que exista sentido de realización y a la vez es una conexión que nunca la perdemos que consiste y existe a pesar de la voluntad, el albedrío y las creencias.

Ciertamente cuando somos conscientes de este deseo de ser en lo pequeño, somos poderosos, invencibles y sabios, porque apreciamos maestría en todas partes, una piedra puede enseñar y un pájaro resulta un verdadero maestro en existir, aunque estas cosas aparentemente se alejan de lo pragmático, de los temas de interés del mundo contemporáneo, que se ve atraído hacia política, gobierno, economía, derecho; sin embargo, las formula constitutiva de todo, reside en el deseo de ser; y lo afirmo así, porque si no existe el humano: ¿Para quién hace política? ¿Para quién se gobierna? ¿Para qué la economía? ¿Para qué las leyes?

Con esta nueva visión, el plan de vida contempla predisposición hacia la búsqueda de lo integral, la comprensión de la existencia, de las formas de existir en armonía, sin alterar el orden del universo, conscientes, conectados, de esa forma, todo fluye y lo imposible es posible.

Eso es lo que la naturaleza provee y que el humano en si afán de desarrollo ha ido perdiendo, sin embargo, el sistema existe, el resto de habitantes del planeta no se han alejado, plantas y animales lo saben y están alineados, pero, la humanidad confundida, por predominación está conduciendo mal las cosas. Rescatemos que hay un deseo de ser en lo diminuto y con eso construiremos grandeza.(O).

Lo último de Sandra Beatriz Ludeña Jiménez

Inicia sesión para enviar comentarios
Un atropello más
Una vez más, Loja, ha sido golpeada por las huestes centralistas. Ayer fue el Festival de Artes Vivas a quien,…
La traición a los intereses viales de Loja
En el fallido show montado por el ministro de Obras Públicas fue triste constatar que los intereses viales de Loja…
Ideas para aprender a mirar el otro lado de la moneda
Una de las resoluciones que la mayoría de personas asumimos al iniciar cada año nuevo es: este año voy a…
La verdad del caso sobornos 2012 – 2016
xxx Alberto Solano de la Sala Torres xxxx Primero se le llamó despectivamente “arroz verde” luego que les faltó elementos…
Escrito por
El ser humano más que tecnología
Joffre Daniel Minga Nos encontramos en una época en donde los seres humanos buscamos alternativas que permiten reemplazar lo que…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Enero 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Edición digital